Adrían Galeano Calvo.12 julio
El negocio familiar se basaba en repartir todo tipo de drogas. Fotos MSP.
El negocio familiar se basaba en repartir todo tipo de drogas. Fotos MSP.

La decisión de montar un “negocio” propio basado en la venta de drogas le terminó costando muy caro a una familia. Todos sus miembros fueron detenidos el miércoles a las 5:30 de la tarde por la Policía de Control de Drogas (PCD), del Ministerio de Seguridad Pública.

Se trata de una mujer y su hijo y el novio de esa mujer, quienes formaban una narcofamilia conocida como “los Craqueros”, que operaba en Finca San Juan, en de Rincón Grande de Pavas.

Los tres detenidos son viejos conocidos para la Policía ya la mujer –de apellido Morales y 34 años– ha sido pasada en tres ocasiones por los delitos de introducción de droga a centro penal y transporte de drogas; su hijo, que tiene 16 años no cuenta antecedentes; mientras que el novio de Morales, de apellido Obando y de 29 años, ha sido pasado cuatro veces por portación ilegal de arma permitida, robo agravado y transporte de drogas.

La detención de “los Craqueros” se logró gracias a una investigación que la PCD inició el 25 de enero de este año, en la cual determinó que la familia se dedicaba a repartir drogas que, en apariencia, obtenía de un grupo criminal de Pavas.

En el allanamiento realizado los agentes antidrogas decomisaron 146 dosis de droga, de ellas 72 eran de crack, 59 de marihuana y 15 de cocaína, además 10.5 gramos de residuos y semillas de marihuana, ¢764.700 y $12 en efectivo producto de la venta de drogas, dos armas de fuego, una pesa e implementos para la elaboración y empaque de droga.

De acuerdo con datos del Ministerio de Seguridad Pública con la captura de esta narcofamilia ya se han desmantelado 71 clanes narco en lo que va del año, de los cuales 22 eran grupos familiares, 11 se dedican al tráfico internacional y 60 al comercio local.