Adrían Galeano Calvo.16 julio
1260 conductores dieron positivo en la alcoholemia, pero no todos son detenidos. Foto: MOPT
1260 conductores dieron positivo en la alcoholemia, pero no todos son detenidos. Foto: MOPT

Muchos conductores siguen de necios sin entender que el guaro no se mezcla con el volante, es por eso que en los primeros 6 meses de este año 943 personas fueron detenidas por manejar borrachas.

Así lo dio a conocer German Marín, director de la Policía de Tránsito, quien indicó que esos choferes representan el 75% de los 1260 conductores que dieron un resultado positivo en la alcoholemia, motivo por el cual fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público.

Marín señaló, además, que otros 167 conductores también dieron positivo, pero los niveles de alcohol eran tan bajos que la Ley de Tránsito no tiene sanciones para ellos.

En el caso de los 150 restantes, se les recetó una sanción de ¢319 mil y acumularon 6 puntos en la licencia, por lo que fueron obligados a llevar un curso de reeducación vial durante una semana, el cual tenían que pasar con nota mínima de 80 si deseaban renovar la licencia.

Según la Policía de Tránsito, en el primer semestre del 2019 se registraron 9 fallecidos en accidentes en los que se sospecha que el conductor estaba bajo los efectos del alcohol. En el mismo período de 2018 ocurrieron 10 muertes.

“Sobre el alcohol al volante, los resultados no han sido tan negativos, se ubica como la quinta causa de muerte en carretera, incluso mueren más peatones por imprudencias o ciclistas, que personas que conducen en estado de ebriedad”, destacó Marín.

Finalmente, las autoridades de Tránsito aseguran que están haciendo grandes esfuerzos para cerrar este 2019 con una cifra de muertos por al alcohol al volante menor a la del 2018, año en que se registraron 22.