Alejandra Portuguez Morales.16 abril

Ser apasionado de la seguridad, la velocidad y los buenos es una forma sencilla de describir al policía del Servicio de Vigilancia Aérea Brian Molina Salas, quien además ocupó el segundo lugar en el Pulsar Proam Racing Championship, que terminó en enero en Guatemala.

En ese torneo participaron competidores de chapines, de Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Brian, de 26 años y oriundo de San Juan de San Ramón, en Alajuela, ganó en la categoría de 160 centímetros cúbicos.

Desde el 2012 forma parte del Ministerio de Seguridad Pública y en su trabajo ha debido poner en práctica su conocimiento de la motocicleta; sin embargo, no es muy frecuente, pero lo que sí hace es enseñarles a otros motociclistas el buen uso de las bichas de dos ruedas.

Este lunes les enseñó a los motorizados de la Policía Municipal de Escazú cómo andar bien en momentos de tensión.

Brian Andrés Molina Salas, de 26 años, disfruta de las motos desde hace 10 años Foto: Cortesía Brian Molina
Brian Andrés Molina Salas, de 26 años, disfruta de las motos desde hace 10 años Foto: Cortesía Brian Molina

"Es importante que vayan preparados para lo que se encuentren en la calle, tener buen equilibrio, hacer buenas maniobras en situaciones de peligrosidad es de mucha importancia", explicó.

El segundo lugar que ganó en Guatemala le llegó luego de cuatro días de intensa competencia con corredores aficionados de Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. El Pulsar Proam Racing Championship se realizó por primera vez este año y, además de Brian participó otro tico.

Amor de 10 años

La pasión por los deportes de motor le comenzó a Brian desde los 16 años. Ese gusto lo ha metido en el mundo de la disciplina y eso lo comparte con las funciones en Vigilancia Aérea, un trabajo que también le encanta.

Brian comenzó a correr en moto de manera profesional hace dos años y combina eso con el estudio, entrenamientos físicos y el trabajo.

El policía es vecino de San Juan de San Ramón, Alajuela. Foto: Cortesía Brian Molina
El policía es vecino de San Juan de San Ramón, Alajuela. Foto: Cortesía Brian Molina

“La preparación de un piloto no es entrar a la pista y ya, tiene que ver también con una buena alimentación, dormir bien, es preparación física constante y, aparte de eso, las horas sobre la moto en los entrenamientos. Se sacrifican cosas, pero con todo el gusto pues lo disfruto mucho", dijo

La competencia en suelo chapín se realizó en el autódromo Pedro Cofiño y contó con la participación de más de 80 corredores centroamericanos que fueron capacitados en técnicas y habilidades de conducción por cinco expertos internacionales.