Adrían Galeano Calvo.21 enero
La mayoría de estas pacas iban dentro del camión. Foto MSP
La mayoría de estas pacas iban dentro del camión. Foto MSP

La Fuerza Pública volvió a darle un fuerte golpe al narcotráfico, ya que decomisó casi una tonelada de marihuana que era transportada dentro de un camión que venía escoltado por cuatro carros. Además se logró la detención de 12 personas.

De acuerdo con Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, esta droga fue “importada” al país desde las islas del Caribe, principalmente Jamaica, y tenía como fin ser vendida para el consumo en el mercado interno.

El Ministerio de Seguridad Pública dio a conocer el decomiso este lunes, pero la acción policial ocurrió este domingo en la madrugada, exactamente en la localidad de Cocal, en Siquirres, Limón.

Según trascendió, la Policía de Control de Drogas (PCD) fue alertada por medio de una denuncia anónima, por lo que de inmediato montaron un control de carretera por el lugar en el que pasaría el camión.

Bien escoltado

Los uniformados detuvieron el camión que era conducido por un colombiano de apellido Salas, quien viajaba junto a una mujer apellidada Wilson. Dentro del vehículo llevaban varias pacas que en total sumaban 866 kilos de marihuana.

Una denuncia anónima fue lo que delató a los bichos. Foto MSP
Una denuncia anónima fue lo que delató a los bichos. Foto MSP

Detrás del camión venía un carro en el que se movilizaban dos hombres de apellidos Ruiz y Castro, quienes llevaban ocultas ocho pacas de marihuana y 100 gramos de esta droga en la cajuela. El peso total de esta carga fue de 109 kilos.

Las policías también detuvieron otros tres carros que al parecer también custodioban el chunchón, dentro de estos vehículos venían dos jamaiquinos apellidados Campbell y Corl, y ocho costarricenses de apellidos Ruiz, Castro, Baret, Rojas, Cameron, Corella, Cortés y Brown.

Además, la PCD decomisó ¢593.400, 256 dólares americanos y 100 dólares jamaicanos.

Viejos conocidos

Las autoridades dieron a conocer que varios de los detenidos son viejos conocidos, pues ya cuentan con diferentes antecedentes penales.

Por ejemplo, Salas tiene antecedentes por infracción a Ley Forestal, Ruiz por violencia contra la mujer, Castro por portación ilícita de arma permitida y drogas y Baret por tentativa de homicidio y portación ilegal de arma de fuego.

Por su parte, Rojas ha sido detenido en cinco ocasiones por el delito de lesiones leves, robo simple y robo agravado, mientras que Cortés fue detenido el año pasado intentar meter droga a una cárcel.