Alejandra Portuguez Morales.11 febrero

Una aeronave monomotor, modelo Centurion 210 en la que viajaban tres mexicanos que llevaban unos bultos con ellos, que al parecer estaban cargados de dinero, fue descubierta por varios oficiales la Fuerza Pública de Sarapiquí.

El hallazgo ocurrió este lunes a eso de las 5:40 p. m., luego de que varios radares del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) detectaran un misterioso trazo de la avioneta en el Caribe. Los oficiales fueron informados y de inmediato le dieron seguimiento, según explicó Michael Soto, ministro de Seguridad.

La captura se produjo en una pista llamada Lomas de Sierpe, en Roxana de Pococí.

La aeronave porta una matrícula falsa, la cual al parecer le pertenece a otro avión estadounidense. Foto: MSP
La aeronave porta una matrícula falsa, la cual al parecer le pertenece a otro avión estadounidense. Foto: MSP

Los extranjeros fueron detenidos y están a la espera de que agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) y fiscales lleguen al lugar para que determinen si hay rastros de drogas y definir qué cantidad de dinero movilizaban.

Al parecer un guarda habría visto la avioneta movilizarse de este a oeste, por lo que también avisó a las autoridades, quienes se posicionaron en puestos estratégicos.

La aeronave porta una matrícula falsa, la cual al parecer le pertenece a otro avión estadounidense.

La aeronave en la que iban los hombres tiene bandera mexicana. Foto: Cortesía para LT
La aeronave en la que iban los hombres tiene bandera mexicana. Foto: Cortesía para LT

Este martes los funcionarios del Ministerio de Seguridad Pública darán mas detalles sobre la captura y el decomiso, además de la ruta que llevaban los hombres.

Otra avioneta se estrelló en ese lugar

La madrugada del martes 8 de enero anterior en las cercanías de donde este lunes ocurrió la captura de los tres mexicanos, se estrelló una avioneta narco, que se incendió y en la que tan solo quedó un cráneo, que al parecer se trataría del piloto.

La identidad de esa persona aún no ha trascendido.

En este caso las autoridades presumen que la avioneta hizo una operación ilegal en la pista de aterrizaje y cuando se preparaba para despegar tuvo un problema que la hizo desplomarse a tan solo 700 metros de la finca, dentro de una las fincas bananeras.

Dentro de la aeronave quedaron mapas que tenían marcados los destinos de México y Guatemala.