Por: Rocío Sandí.   23 junio
160 menores estaban en la megafiesta en Rohrmoser. Foto: MSP.

Los oficiales de la Fuerza Pública no tuvieron más remedio que entregarle al PANI a 15 de los 160 jóvenes que estaban en una megafiesta el sábado en la noche.

Los uniformados trataron de coordinar con los papás de estos menores para que llegaran a recogerlos, como hicieron con los demás adolescentes, pero no lo lograron.

Las autoridades recibieron el reporte de que en una casa, localizada en Rohrmoser, unos jóvenes tenían un fiestón en el que tenían música a todo volumen, licor y otras drogas, por lo que los polis se fueron a revisar.

Al ver a los oficiales, los menores empezaron a abuchearlos porque sabían que se les iba a acabar la pachanga. Luego de confirmar que en el lugar había 160 menores, las autoridades hicieron un recorrido por la casa y encontraron 14 dosis de marihuana, dos de crack y tres de cocaína.

Estas son algunas de las cosas que decomisaron los oficiales en la pachanga. Foto: MSP.

También decomisaron un arma no letal, la cual tiene la misma apariencia y funcionamiento de un arma de fuego, pero solamente emite sonido o gas.

La Fuerza Pública ubicó a un grupo de organizadores, mayores de edad, quienes al parecer alquilaron la casa y organizaron la fiesta.

Debido a ello, coordinaron con el Ministerio Público para que se encargara de esos cabecillas y continuaran con el proceso de investigación.

La policía solicitó a los padres y madres velar por la seguridad de sus hijos, sobre todo cuando salen de casa, ya que el asistir a este tipo de fiestas los expone a grandes peligros como violaciones, asaltos, extorsiones, intoxicaciones con sustancias prohibidas y hasta la muerte.