Silvia Coto.31 mayo, 2020
Los detenidos ahora deben presentarse a las Fiscalía para saber de cuánto es la multa que les recetan. Fotos cortesía de MSP
Los detenidos ahora deben presentarse a las Fiscalía para saber de cuánto es la multa que les recetan. Fotos cortesía de MSP

A 50 personas se les olvidaron las medidas sanitarias que se han aplicado en Tiquicia debido a la pandemia, por lo que se reunieron en la cochera de una casa para montar la fiesta.

Los jupones estaban como sardinas en en lata, por lo que los vecinos no aguantaron nada y alertaron a la policía 23 personas tendrán que pagar una sanción económica por incumplir las medidas que definirá la Fiscalía.

El Ministerio Seguridad Pública informó que la intervención de la policía ocurrió este sábado en la ciudadela Santa Fe, en Ciruelas de Alajuela, a las 11:30 de la noche.

Al parecer, la fiesta empezó desde horas de la tarde, pero los vecinos al ver qué cada vez llegaba más gente y la fiesta se extendía decidieron dar la alerta.

Cuando los oficiales llegaron el bailongo y la tomatinga estaba en los más y mejor. Los invitados estaban en la cochera de 10 metros de largo por cinco metros de ancho y al ver las luces de las patrullas, algunos lograron salir espantados.

A lo largo de la calle había gran cantidad de carros estacionados.

La Policía encontró gran cantidad de botellas de licores. Fotos cortesía de MSP
La Policía encontró gran cantidad de botellas de licores. Fotos cortesía de MSP

La Policía mandó a 30 oficiales hasta la vivienda, quienes identificaron a 23 personas que participaban en la pachanga y los pusieron a las ordenes del Ministerio Público.

Al parecer, el dueño de la vivienda le dijo a la Policía que él solo quería reunir a un grupo de amigos, pero que estos fueron llamando a otras personas y se hizo un gentío. Sin embargo, las autoridadescomentaron que la cochera contaba con un montón de sillas y mesas, así como luces, equipo de sonido, hieleras, birras y guaro, por lo que la pachanga iba para largo.

"No hay un respeto al distanciamiento. Hay una violación a las órdenes sanitarias contra COVID-19, dictadas por el Ministerio de Salud. Así es que le solicitamos a la población que mantengan el distanciamiento. Nosotros estamos para colaborarles, ayudarles, pero necesitamos que la gente realmente se sensibilice para no hacer en este momento este tipo de actividades”, dijo Erick Calderón, jefe regional de la Fuerza Pública de Alajuela.

Los detenidos son de apellidos Picado, Ugarte, Arias, Solera, Arias, Cruz, Jiménez, Grand, Obando, Vega, Montero, Molina, Esquivel, Hernández, Soza, Leiva, Solera, Herrera, Solórzano, Arias, Muñoz, Salazar y Coto. De ellos hay 15 hombres y ocho mujeres.

A todos les entregaron un documento para que se presenten ante la Fiscalía pues desde el 11 de abril rigen sanciones económicas por incumplir con las medida y esta en una de ellas, ya que quienes quieran hacer una actividad no debe superar las 30 personas y debe ser en un sitio con suficiente espacio y que cumpla con todas las medidas sanitarias.