Uniformado tiene 80 años y espera pensionarse entre este y el otro año

Por: Alejandra Portuguez Morales 31 agosto

Sus raíces afrocaribeñas llenan de muchísimo orgullo al coronel Harry Drooks Minot, de 80 años.

Sin embargo, este lunes 31 de agosto no podrá celebrar el Día del Negro, como lo ha hecho en años anteriores, por culpa de la pandemia. Claro, eso no evitará que se ponga alguna de sus camisas floreadas y observe virtualmente la forma en que los demás festejan esta importante fecha en sus burbujas.

De hecho, la muni de Limón está invitando a la gente a vestirse como si hubiese desfile, pero sin salir de casita, y postear en redes sociales fotos y videos de las celebraciones en burbujas.

El coronel Harry Drooks Minot dice que con 80 años aún tiene fuerzas para correr detrás de algún maleante. Foto: Cortesía MSP

- ¿Cuánto tiempo tiene de ser policía?

En la Fuerza Pública he estado en tres periodos. Primero en 1968 y salí en 1972, luego de 1990 a 1994 y del 2006 a la fecha, antes entraba y salía porque eso se movía dependiendo de los cambios de Gobierno.

- ¿Cómo va a festejar este Día del Negro?

Voy a tratar de reunirme con la familia y algunas amistades, tomando las medidas necesarias por el virus, para recordar años anteriores y ser orgulloso de donde uno proviene. Este año no va a ver desfiles y todo será virtual, espero ver fotos y videos de familias celebrando en burbujas.

- ¿Para usted qué es lo más lindo de Limón?

Su gente, la amistad, el deporte y las comidas como la sopita de mondongo, el rice and beans, pero la verdad me gusta comer de todo.

- ¿Le gusta el calipso?

¡Cómo no! Pero no pegué en tocar algún instrumento, solo para bailarlo.

El policía espera ver de manera virtual a los limonenses celebrar en sus burbujas sus raíces. Foto: Cortesía MSP

- Además de bailar, ¿tiene otra pasión?

Fui jugador de baloncesto, en 1972 también fui profesor de educación física en el colegio Don Bosco Salesiano, fueron parte de mis buenos años.

- ¿Por qué con 80 años y sigue trabajando?

Porque tuve algunos problemas, entre esos con unas propiedades, que no vale la pena ahondar, pero espero pensionarme entre este o el otro año, porque aunque no lo crea, aquí aún hay fuerzas y si me toca correr detrás de algún maleante lo hago.