Funcionario tenía 19 años de trabajar para Justicia

Por: Adrían Galeano Calvo 6 julio
Arias intentó meter mota y cocaína a la cárcel de Limón. Foto Ministerio de Justicia.

Un policía penitenciario de apellido Arias fue sorprendido por sus propios compañeros cuando intentó meter droga y un celular entre sus pertenencias, a la cárcel de Limón.

El uniformado decidió cambiarse de bando luego de trabajar en el Ministerio de Justicia por 19 años.

La oficina de prensa de Justicia informó que el hecho ocurrió este lunes 6 de julio a las 6:40 de la mañana en el Centro de Atención Institucional (CAI) de Limón.

Según Nils Ching, subdirector de la Policía Penitenciaria, Arias intentó cometer la fechoría durante el cambio de turno, cuando estaba por ingresar a la cárcel junto a dos de sus compañeros.

“Como parte del protocolo establecido al hacer una revisión previa al ingreso del servicio efectivo, a uno de los servidores policiales se le detectó entre sus pertenencias droga, entre ellas cocaína y marihuana”, detalló.

Al uniformado se le decomisaron tres envoltorios de cocaína que pesaban en total 46 gramos, así como dos envoltorios con marihuana, que entre ambos pesaban 140 gramos.

“También portaba un celular que no estaba registrado tal y como lo indica y regula el sistema penitenciario, es decir, no contaba con el debido permiso para ingresarlo como de su uso y pertenencia”, añadió Ching.

“Una vez más, queremos reiterar la intolerancia a actos vinculados con situaciones de corrupción por parte de agentes de nuestro cuerpo judicial, como es este caso”, concluyó Ching.