Por: Édgar Chinchilla.   19 noviembre, 2019

El policía pensionado Alejandro Terán Avellán, de 69 años, salió en bicicleta de su casa este martes en la mañana para ir a hacer un mandado pero cuando había avanzado 400 metros un carro lo golpeó y le quitó la vida.

El dramático momento se dio a las 6:45 de la mañana frente a las instalaciones del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) de Los Chiles, cerca de la frontera con Nicaragua.

Los testigos llamaron al 911 y cuando los paramédicos de la Cruz Roja llegaron Terán estaba aún con vida, por lo que lo llevaron de urgencia al hospital Los Chiles, donde murió poco después de ingresar.

El expolicía, que iba en bici, fue atropellado mortalmente. Foto: Édgar Chinchilla.

Pese a que los oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) están apenas haciendo las averiguaciones para esclarecer las causas de la muerte, pareciera que el expolicía irrespetó una señal de alto y se le atravesó al carro.

El chofer del vehículo involucrado fue identificado con el apellido Chavarría, es de nacionalidad nicaragüense pero tiene cédula de residencia tica.

Los oficiales de la Policía de Tránsito le hicieron a Chavarría la alcoholemia y esta dio un resultado negativo.

Al pedirle los documentos del carro y la licencia los uniformados se dieron cuenta de que el permiso de conducir que andaba el chofer era válido solo en Nicaragua, además, el carro no tenía placas, tampoco marchamo ni tampoco riteve, por lo que le hicieron varias multas.

Varios conocidos de la víctima dijeron que Alejandro era amante de la poesía y cada vez que podía escribía.