Por: Adrían Galeano Calvo.   14 junio
Pese al bombazo Oquendo no sufrió ninguna herida de gravedad. Foto MSP.
Pese al bombazo Oquendo no sufrió ninguna herida de gravedad. Foto MSP.

Jorge Oquendo Zúñiga, oficial de la Policía Turística, vivió uno de los momentos más difíciles de su carrera este miércoles cuando fue agredido por un salvaje que le mandó medio block de concreto en la pura cara.

El violento ataque sucedió en horas de la noche en las afueras de una casa en Matapalo, en Santa Cruz de Guanacaste, donde oficiales de Fuerza Pública estaban intentando controlar al hombre, de apellido Álvarez, quien en apariencia había golpeado varios carros y amenazado a varias personas con un machete.

Al escuchar que los policías necesitaban refuerzos Oquendo no se lo pensó dos veces y de una se fue para prestarle ayuda a los oficiales.

Álvarez al ver que estaba acorralado se metió a la brava a la casa de un vecino y desde ahí empezó a lanzar pedazos de block en contra de los oficiales.

En ese ataque el que llevó la peor parte fue Oquendo, pues Álvarez lo pegó en la cara.

Debido a las heridas, el oficial fue atendido por la Cruz Roja. La herida más seria fue una cortada en la frente en la cual le hicieron tres puntadas.

Los otros oficiales lograron agarrar a Álvarez, quien según el Ministerio de Seguridad padece de una enfermedad mental.

Fulvio Fernández, jefe de la Policía Turística, dijo que esta no era la primera vez que Álvarez les causaba problemas, pues incluso un día antes varios oficiales tuvieron que atender otra emergencia causada por él.

“Según me indican los compañeros de la zona, el día anterior (martes) tuvieron que atender un incidente con este mismo hombre y le decomisaron dos machetes y una cuchilla, fue presentado a la Fiscalía y aparentemente le fijaron algún tipo de medida pero lo dejaron en libertad”, dijo.

Álvarez fue presentado nuevamente a la Fiscalía.