Adrían Galeano Calvo.30 septiembre
Aparentemente los sujetos ocultaron el licor en varios bultos. Foto MSP.
Aparentemente los sujetos ocultaron el licor en varios bultos. Foto MSP.

Tres hombres pretendían llenarse los bolsillos vendiendo un cargamento de 1563 botellas de licores contrabandeados, sin embargo, un grupo de oficiales de la Fuerza Pública les desbarató el plan.

Los hombres fueron sorprendidos la mañana de este lunes en San Juan de San Ramón, Alajuela, justo donde los uniformados tenían un control de carretera.

De acuerdo con las autoridades, los uniformados, que estaban en todas, vieron dos carros manejados por unos sujetos que se pusieron como bistec de a teja apenas los vieron así que de inmediato les hicieron señas para que pararan.

Cuando los oficiales se acercaron vieron que ambos carros iban llenos de cajas que contenían whisky, tequila, vodka y ginebra. Eran licoreras ambulantes.

Las botellas de licor fueron decomisadas por las autoridades.. Foto MSP.
Las botellas de licor fueron decomisadas por las autoridades.. Foto MSP.

De unos los carros los policías bajaron 70 bultos con 912 botellas y del otro 50 bultos con 651 botellas.

Además al revisar los documentos de los vivazos se dieron cuenta de que uno de ellos, de apellido Lara, tenía orden de captura por incumplimiento de medidas cautelares y ahí mismo quedó detenido.

Los otros dos sujetos son uno de apellido Quesada, quien tiene antecedentes por contrabando y receptación (tener en su poder artículos que fueron robados) y otro de apellido Jiménez.

Estos dos quedaron en libertad, sin embargo, se tuvieron que ir con las manos vacías porque el cargamento fue decomisado por la Policía de Control Fiscal, que lo destruirá.