Sucesos

Policías interceptan a diputada que manejaba carro con orden de embargo

Hechos ocurrieron la mañana de este martes sobre la carretera que comunica San José con Caldera

Interceptan a diputada que conducía carro con orden de embargo. Foto cortesía.

Kattia Cambronero Aguiluz, diputada del Partido Liberal Progresista (PLP), fue interceptada por autoridades policiales debido a que conducía un carro que contaba con una orden de embargo.

Así lo confirmó el ministerio de Seguridad Pública, indicando que los hechos ocurrieron la mañana de este martes 24 de mayo sobre la carretera que comunica San José con Caldera (ruta 27), específicamente unos metros antes del peaje a Escazú en dirección hacia la capital.

“La Policía de Tránsito abordó a la persona sobre la que usted me consulta y le muestra en escena una orden de embargo sobre el vehículo que conducía. La mujer se niega en apariencia al cumplimiento de la medida judicial.

“Tránsito pide la colaboración de la Fuerza Pública y al llegar a la escena nuestros oficiales se encargan únicamente de velar por la seguridad tanto de los tráficos como de la señora diputada. El personal de tránsito coordinó posteriormente con autoridades judiciales para el cumplimiento de la orden”, informó la oficina de prensa de Seguridad Pública.

Atrasada con cuota

La legisladora se refirió a lo sucedido por medio de un comunicado, en el que confirmó que la retención se dio porque debía una cuota del financiamiento del carro a Grupo Q.

“Reconozco sin problemas que debía una cuota del pago de mi carro, la cual ya está paga. Como puede sucederle a cualquier costarricense, me atrasé unos días en el pago que venció el 1ero de mayo.

“Deber una cuota no debería ser razón para que a un costarricense lo retengan de manera violenta, por dos horas, con una dudosa actuación por parte del oficial de Tránsito sin entregar una copia de la orden de embargo y sin presencia de un juez”, dijo la diputada.

Cambronero dijo que sufrió forcejeo por parte de los cobradores que acompañaban al tráfico y por eso solicitó la intervención de la Fuerza Pública, aunque anteriormente Seguridad Pública dijo que los oficiales más bien llegaron porque ella no quería acatar la medida judicial.

“A mí como ciudadana me preocupan estas formas de cobrar deudas, coartando el derecho al libre tránsito de las personas, con violencia y matonismo, insisto, de manera ilegal, porque no hubo juez que practicara el embargo”.

En cuanto a lo sucedido, Alexander Solano, director de la Policía de Tránsito, indicó que el oficial actuó debido a que existía una orden de captura al vehículo y que de no haberlo hecho habría cometido un incumplimiento de sus labores.

Adrián Galeano Calvo

Periodista

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.