Esta iniciativa es en las cárceles de Limón y La Reforma

Por: Silvia Coto 6 julio
Los reos están poniendo en práctica los cursos que han llevado en el INA. Foto: Ministerio de Justicia

Los privados de libertad del Centro de Atención Institucional (CAI) de Limón y el CAI Jorge Arturo Montero (La Reforma) en San Rafael de Alajuela, están confeccionando casi 14.000 mascarillas reutilizables que serán usadas en las distintas cárceles.

Según informó este lunes el Ministerio de Justicia, la iniciativa es para seguir motivando a los reos. En el caso de la cárcel de Limón, tres de los privados son los que están cosiendo las mascarillas pues cuentan con habilidades por capacitaciones que realizaron en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Los materiales son comprados por la administración de dicho centro y, solo en el Caribe, serán entregadas 3.000 mascarillas apenas el CAI les dé una charla a los privados de libertad sobre el uso de estas.

“Como centro penitenciario hemos aprovechado el talento humano y las habilidades en costura que tienen los privados de libertad para promover el proyecto de la elaboración de las mascarillas higiénicas, con el fin de dotar a toda la población y que las utilicen durante la atención disciplinaria, asistencia a procesos disciplinarios e interdisciplinarios, en el área educativa, prácticas judiciales y además cumpliendo con el distanciamiento social y las burbujas de convivencia por ámbitos”, explicó Giovanna Cleland, directora del CAI Limón.

Casi 14 mil mascarillas confeccionarán los reos. Foto: Ministerio de Justicia

Cada reo tendrá tres mascarillas.

En La Reforma también se están confeccionando cubrebocas, ahí nueve privados se fajan en las máquinas de coser para confeccionar 10.000 mascarillas para los privados de libertad y 700 para los oficiales penitenciarios.

Se espera que algunas reclusas de la cárcel Vilma Curling (Buen Pastor), en los próximos días también colaboren con las fabricación de las mascarillas.

Cada privado de libertad tendrá tres mascarillas. Foto: Ministerio de Justicia

Los privados de libertad reciben una contribución económica que les permite ayudarle un poquito a sus familias.