Rocío Sandí.1 julio

La Fiscalía publicó dos retratos hablados de los sospechosos de matar a balazos al líder indígena Sergio Rojas Ortiz, de 59 años.

Las imágenes fueron difundidas por el Ministerio Público con la idea de que la población los reconozca y llame a la policía para avisar donde están.

Si usted reconoce a alguno de estos hombres llame a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645. Foto: Fiscalía.
Si usted reconoce a alguno de estos hombres llame a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645. Foto: Fiscalía.

Las personas que reconozcan a los sospechosos pueden llamar a la línea de la Policía Judicial 800-8000-645. Toda la información que sea recibida por ese medio será de carácter confidencial.

El homicidio de Rojas ocurrió el lunes 19 de marzo a las 9 de la noche en la vivienda del indígena, en la comunidad Yeri, en Salitre de Buenos Aires.

El líder comunal fue asesinado a balazos. Algunos vecinos dijeron que ellos escucharon 15 detonaciones y de inmediato llamaron a la policía y a la Cruz Roja, pero cuando los paramédicos llegaron ya Rojas había perdido la vida.

Un día después del suceso el presidente de la República, Carlos Alvarado, pidió al Ministerio de Seguridad y a la Policía Judicial hacer lo necesario para esclarecer lo antes posible el crimen de Rojas.

Desde hace años Salitre es objeto de una disputa por la propiedad de las tierras. Se trata de un área de difícil acceso y de 11.700 hectáreas que se pelean grupos indígenas y finqueros no indígenas que aseguran tener derechos sobre parte de ellas.

Sergio Rojas Ortiz luchó durante años por recuperar las tierras de sus antepasados. Foto: Grupo Nación.
Sergio Rojas Ortiz luchó durante años por recuperar las tierras de sus antepasados. Foto: Grupo Nación.

Estos pleitos se han ido a instancias judiciales ya que los bribris aseguran que los finqueros se han adueñado ilegalmente de sus terrenos. Muchas de estas tierras ya han sido compradas por terceros que no tienen vela en el entierro y que se niegan a perder las propiedades por las que pagaron. Todo esto hace más turbia la situación.

Algunos fallos judiciales han dado la razón a los indígenas y les ha devuelto terrenos, mientras que otros de los procesos están aún pendientes de resolver.

Rojas estuvo presente en todos esos asuntos ya que durante más de doce años fue presidente de la Asociación de Desarrollo Integral (ADI), la cual luchaba por los derechos de los indígenas.

En octubre del 2015, la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad (Dinadeco) dijo que el nombramiento que se le hizo de presidente había sido irregular y por tanto quedó fuera de la organización.

Rojas estuvo preso en el 2014 ya que el Ministerio Público lo tenía como sospechoso en una investigación por el delito de administración fraudulenta.