Sucesos

Que no lo bailen: Tengo 70 años y quiero dejar a mis hijos mis bienes, ¿qué me recomienda?

Escuchar este artículo

A los adultos mayores siempre se les recomienda pasar los bienes a los hijos mediante una donación con reserva de usufructo, por las siguientes razones:

Se inscribe a nombre de sus hijos y aparecerán como dueños registrales, sin embargo, ellos no pueden disponer de la propiedad hasta que usted no muera ya que no tienen el uso y disfrute del bien que usted les ha dado.

Esa es una forma de proteger los bienes del adulto mayor, ya que sus hijos no pueden vender o disponer del bien. Además se garantiza que la persona pueda disfrutar de sus cosas mientras se encuentra con vida.

Por tratarse de una donación no es un bien ganancial que deba compartir con su hijo, su esposa o esposo, o compañero sentimental.

Es importante que su hijo no cuente con deudas o enredos financieros, ya que se puede perseguir el derecho de su hijo como dueño del bien, aunque este no tenga el disfrute de ese bien.

La otra forma de hacerlo es mediante el testamento, en el que un notario puede indicarle a quiénes desea que le queden cada uno de sus bienes, así como la forma en que desea que sea distribuida. Tome en cuenta que incluso el dinero y los bienes de uso cotidiano tales como ropa, joyas o menaje también los puede ceder.

Si la transmisión la hace mediante testamento, los hijos que viven en su casa de habitación al momento de su muerte no podrán ser sacados por sus hermanos cuando usted muera, ya que el código civil protege a sus hijos.

Si sus hijos son desordenados financieramente, esta segunda opción es la mejor para que transmita los bienes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.