Adrían Galeano Calvo.9 febrero
Ortega ve las fotos y aún no sabe cómo salió con vida. Foto cortesía Milton Ortega
Ortega ve las fotos y aún no sabe cómo salió con vida. Foto cortesía Milton Ortega

Llevar a su hija de 4 añitos al primer día de maternal fue uno de los momentos más especiales que vivió Milton Ortega Obando, sobretodo porque hace casi dos años pensó que no iba a poder hacerlo, cuando la pelona intentó llevárselo en un aparatoso accidente.

El orgulloso papá, de 34 años, contó que de hecho fue la pequeña Dana la que le dio las fuerzas necesarias para no darse por vencido luego de quedar prensado entre dos tráileres que despedazaron por completo el carro en el que iba.

El terrible accidente ocurrió el lunes 19 de junio del 2017 a las 10 p. m. en Batán de Limón, sobre la ruta 32, carretera que comunica esta provincia con San José.

Ese día Milton iba a arreglarle una cámara de seguridad a uno de sus clientes.

“Yo iba manejando y adelante mío iban dos tráileres que de pronto frenaron, entonces yo hice lo mismo, en ese momento fue que sentí el bombazo, pensé que había sido algo sencillito pero luego me di cuenta que tenía otro tráiler encima mío”, recordó.

Como un acordeón

El bombazo fue tan fuerte que el carro de Ortega quedó como un acordeón, lo peor de todo es que las latas lo dejaron prensado contra el volante.

“En ningún momento perdí la consciencia, me mantuve despierto y ahí pasé dos horas prensado mientras me lograban sacar. Primero tenían (los rescatistas) que estabilizar el tráiler que me chocó por detrás, porque con un mal movimiento me podía caer encima”, contó.

Según Milton hubo un momento en el que pensó que no iba a lograr salir con vida de ahí y empezó a sentir muchísimo sueño, sin embargo, se acordó de su amada Dana y ella devolvió las fuerzas.

Este miércoles Milton llevó a su pequeña hija al primer día de materno. Foto cortesía Milton Ortega
Este miércoles Milton llevó a su pequeña hija al primer día de materno. Foto cortesía Milton Ortega

“La verdad ese accidente era para que me hubiera muerto, parecía que ese día me tocaba, todo estaba en contra mía, pero si sigo aquí es porque Dios así lo quiso y porque tiene un propósito para mi vida”, añadió.

Los rescatistas usaron equipo hidráulico para sacar a Ortega y llevarlo a la clínica local, de ahí pasó al hospital Tony Facio de Limón, pero como su condición era muy crítica lo mandaron para el hospital Calderón Guardia.

Soy creyente y cristiano, y si sigo vivo es porque Dios así lo quiso y porque tiene un propósito para mi en esta tierra”, Milton Ortega Obando, sobreviviente
Un verdadero milagro

Pese a todos los pronósticos Milton se recuperó del aparatoso accidente, sin embargo, no fue de la noche a la mañana, pues estuvo internado durante un mes en el hospital del Trauma del INS, en La Uruca, y le realizaron cinco cirugías.

“En la pierna izquierda sufrí una fractura de tibia y peroné, en la mandíbula al lado derecho tuve otra fractura y como la lata me prensó contra el volante por tanto tiempo, la piel del pecho como que se me murió, entonces me tuvieron que hacer injertos y todo”, detalló.

Aunque a veces tiene problemas para caminar y comer, Ortega le sonríe a la vida porque sabe que él es un verdadero milagro, pues no es cualquiera el que se lleva un bombazo de esos y sobrevive para contarlo.