Alejandra Portuguez Morales.5 mayo

La vida de Jeimy Pérez cambió en un abrir y cerrar de ojos al querer ayudar a una amiga que le dijo que estaba deprimida.

Jeimy tiene 15 años y cursa el noveno año en el Liceo Roberto Brenes Mesén, al escuchar a su amiga no lo pensó para salir de la casa y darle ayuda, ella intentó cruzar la carretera de circunvalación en Hatillo 8 hacia Hatillo 7 cuando un conductor la atropelló y se fugó.

Consecuencia de los fuertes golpes la pierna derecha se la tuvieron que amputar, ella lo supo horas después internada en el hospital San Juan de Dios.

El violento accidente ocurrió el lunes 29 de marzo de este año.

Doña Verónica, mamá de Jeimy, menciona que el accidente ocurrió a las 10:30 de la noche, ese día su hija salió sin pedir permiso, pero lo habría hecho por tratar de acompañar a su amiga.

“Hay unos videos en los que se ve que ella espera a un lado de la pista, pero en un momento cruza y el carro está a la par, ella dice que solo recuerda que iba cruzando y luego estaba tirada sobre la calle, un testigo me dijo que casi la maja, él vio un bulto en la calle y le dijo al amigo que frenara, así evitaron que otros carros también la arrollaran de nuevo”, describió doña Verónica.

Al parecer, el carro que la atropelló era un Honda, el cual siguió en sentido a Escazú.

La Cruz Roja llevó a la adolescente al hospital, cuando iban de camino a ella le dio un parocardiorespiratorio, pero lograron salvarla.

La joven de inmediato fue llevada a sala de shock, mientras su mamá estaba en las afueras de Emergencias.

“Ese fue el peor día de toda mi vida, pensaba que solo se había quebrado, pero un doctor me mandó a llamar y me dijo que tenía que ser muy fuerte porque mi hija había perdido mucha sangre y que estaba entre la vida y la muerte, me dijo, ‘es necesario amputarle la pierna derecha, es la pierna o la vida’”, recordó.

La operación duró cuatro horas.

Jeimy Pérez le sonríe a la vida, ella sueña con una prótesis que le permita correr y retomar sus vivencias antes del atropello. Foto: Autorizadas por Verónica Zúñiga
Jeimy Pérez le sonríe a la vida, ella sueña con una prótesis que le permita correr y retomar sus vivencias antes del atropello. Foto: Autorizadas por Verónica Zúñiga

Jeimy despertó y una doctora se le acercó a la mamá para preguntarle si la muchacha estaba consciente de lo que pasó, la mamá le dijo que Jeimy aún no sabía, por lo que la doctora le dijo que se lo diría porque ella tenía que saberlo pronto.

“La doctora me dijo que mi hija se angustió mucho, pero que lo tomó con calma, ella estaba en un cuarto aislada, al rato la fui a ver desde una ventana, la vi dolida y con la manita me hizo señas que le habían cortado la pierna”.

Jeimy permaneció 17 días internada y su familia sueña con que recupere su vida antes del accidente.

La valiente joven lo tomó tranquila; sin embargo, sus familiares afirman que a pesar de que aceptó su nueva realidad es un duelo que está llevando y tiene altibajos.

OIJ investiga a conductor

A pocas horas de ocurrido el accidente, doña Verónica denunció lo ocurrido.

“Todos sabemos que ella cometió una imprudencia al salir de la casa e intentar cruzar la calle, pero el conductor ni siquiera se detuvo, tampoco llamó a una ambulancia, no le importó la vida de ella”.

El caso fue denunciado en el OIJ y además de dar con el responsable lo que desean es que la póliza del carro responda por la salud de la colegial, para poder pasarla al Hospital del Trauma, en donde le puedan dar terapias y hasta sicólogo para aceptar la nueva vida.

El caso lo llevaban los agentes de la sección de Delitos contra la integridad física y tránsito.

Los allegados esperan que el conductor aparezca y se haga responsable por la salud de la adolescente, ya que saben que el proceso es largo y lo más importante para ellos es que Jeimy llegue a tener una prótesis.

Doña Verónica dijo que su hija tiene la próxima cita el 1 de julio, mientras que este mes le programarían una de sicología. A esta mamá también le preocupa el grado emocional que su hija tendrá que afrontar.

“Ahorita puede estar muy fuerte, pero ella necesita sicólogos conforme vaya evolucionando porque esto es muy duro, agradecemos que nuestra hija está con vida, pero es parte de un duelo y como madre no deja de dolerme”.

A Jeimy siempre le han gustado los deportes, incluso estaba en un equipo de fútbol y desde pequeña practica atletismo, gimnasia y patinaje.

La adolescente esta en noveno grado y es una estudiante de excelentes notas. Foto: Autorizadas por Verónica Zúñiga
La adolescente esta en noveno grado y es una estudiante de excelentes notas. Foto: Autorizadas por Verónica Zúñiga

“Lo que la mantiene bien es la esperanza de que va a tener una prótesis que le permita volver a involucrarse en su vida de manera normal”.

También quiere reincorporarse al colegio y terminar la secundaria.

Usted puede ayudar a esta familia por medio de sinpemóvil al 6012-4987, además a futuro planean hacer rifas y actividades para reunir dinero y comprar una prótesis de buena calidad para Jeimy Pérez.