Keyna Calderón.8 agosto, 2019

Tres adultos, miembros de la banda de Luis Martínez, alias el Pollo, podrían pasar los próximos 25 años en la cárcel si son hallados responsables de matar a Wendy Batista.

Son de apellidos Álvarez, alias “Rata Calva"; Rivera, alias “Gazú” y Morales, alias ”Messi".

La fiscal Ana Moya Chacón pidió esa pena de 25 años a los jueces del Tribunal Penal de Cartago.

La representante del Ministerio Público dio sus conclusiones y señaló a los hombres como responsables de homicidio calificado porque la víctima los conocía e incluso confiaba en ellos.

Moya dijo que tomó las conclusiones basada en las declaraciones de las hermanas de la fallecida, su hijo Kenneth Batista Pérez; del compañero sentimental de ella (Marcos Rey Franco) y lo hallado por el investigador judicial.

“Ella creía que iba a una reunión, conocía a todos los sospechosos, según testimonio que dio Marco Rey, el último en verla con vida. Ella fue la que decidió ir a la reunión, Marco no puede obligarla a no ir porque no podía privarla de su libertad", dijo la fiscal.

Agregó que los sospechosos no sintieron dolor ni culpa por arrebatarle la vida a la mujer.

Wendy Yanina Batista Pérez, de 45 años fue asesinada para vengarse de su hijo que había dejado la banda de El Pollo. Foto: Tomada de Facebook
Wendy Yanina Batista Pérez, de 45 años fue asesinada para vengarse de su hijo que había dejado la banda de El Pollo. Foto: Tomada de Facebook

“Ellos no tienen problemas mentales, actuaron con dolo directo, son autores responsables de homicidio calificado, cometieron el delito más grave, cruel y angustiante y tampoco mostraron arrepentimiento”, indicó la fiscal.

La Fiscalía también presentó las pruebas de las aperturas de los celulares de los sospechosos.

Wendy Batista murió la noche del jueves 3 de agosto del 2017 en Coris de Cartago. La trampa que la llevó a la muerte se la puso su hijastro –alias “Cuco”–, quien llegó a buscarla y frente a su papá, Marco Rey, le dijo que la llevaría a una reunión de las mamás de miembros de la banda que estaban presos.

Sin embargo, se trataba de llevarla a matar para vengarse de Kenneth Batista, hijo de Wendy, por haberse salido de la banda del Pollo (encarcelado ahora en Nicaragua por narcotráfico).

Además de la condena, la fiscal pidió seis meses de prisión preventiva mientras la sentencia queda en firme porque hay peligro de fuga.

La sentencia sería dictada este viernes o el lunes.

El juicio contra los sospechosos comenzó el 22 de julio anterior en los Tribunales de Cartago. Foto Keyna Calderón
El juicio contra los sospechosos comenzó el 22 de julio anterior en los Tribunales de Cartago. Foto Keyna Calderón