Por: Rocío Sandí.  14 febrero
La Policía anda en busca de los asesinos. Foto: Raúl Cascante.
La Policía anda en busca de los asesinos. Foto: Raúl Cascante.

El reconocido narcotraficante José Manuel Kelly Rojas, alias Chitá, sobrevivió a un ataque a balazos que sufrió este miércoles a eso de las 6:40 p.m. en Beberly de Limón.

Él iba en un carro en compañía de dos hombres más y fueron acribillados por unos sujetos que iban en otro vehículo.

Los acompañantes de Kelly murieron en el lugar, mientras que él resultó herido y fue llevado al hospital Tony Facio. El Ministerio de Seguridad Pública informó que Chitá recibió los plomazos en un brazo y un hombro.

Al cierre de la edición, la Policía mantenía la zona cerrada a la espera de que llagaran los agentes del OIJ a hacer el levantamiento de los cuerpos.

Aún se desconoce el móvil de la balacera, pero se presume que se trataría de problemas entre bandas narcos.

En marzo anterior, Kelly había perdido a su esposa en un ataque fallido que lo tenía a él como objetivo. Foto: Grupo Nación.
En marzo anterior, Kelly había perdido a su esposa en un ataque fallido que lo tenía a él como objetivo. Foto: Grupo Nación.

La Fuerza Pública mantiene un fuerte operativo en el lugar para tratar de dar con los asesinos.

Segundo ataque

El año pasado, en un atentado contra Chitá, murieron dos adultos y dos niños en Matama, Limón. Esa vez unos gatilleros descargaron 150 disparos contra un vehículo en el que pensaban que viajaba Kelly, a quien tenían el encargo de asesinar. Ese ataque se dio el 14 de marzo de 2017 en Dondonia de Matama.

En ese momento, Kelly no iba en el carro, un Toyota Fortuner, modelo 2014. A bordo viajaban su esposa, dos de sus hijos, una pareja allegada de la familia y y los dos hijos de ellos.

Producto de la balacera perecieron la esposa de Kelly, Roschelly Lawson Wright, de 27 años; el acompañante, David Aragón Fernández, de 26 años y los hijos de este último, de 4 y 5 años.

El ataque contra la familia de Chitá, ocurrido en marzo del años pasado, se dio en un lugar solitario. Foto: Grupo Nación.
El ataque contra la familia de Chitá, ocurrido en marzo del años pasado, se dio en un lugar solitario. Foto: Grupo Nación.

Sobrevivieron los hijos de Kelly, de 8 y 3 años, y la compañera sentimental de Aragón, de apellido Barrantes, quienes fueron llevados con heridas de bala al hospital Tony Facio de Limón.

El fallido atentado contra Chitá ocurrió un día antes de que él tuviera que presentarse en los Tribunales de Goicoechea para enfrentar un juicio por un ataque a balazos contra una vivienda, ocurrido el 29 de julio del 2014 en barrio Pacuare, en el centro de la provincia caribeña.

En ese proceso judicial también figuraba como imputado el presunto líder de una organización dedicada al tráfico de drogas y sicariato, identificado como Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos.

Chitá tiene antecedentes por robo agravado, tráfico de droga y portación ilegal de armas, según confirmó este miércoles en conferencia de prensa el jerarca de la Policía Judicial.

El ataque de este miércoles se dio en Beberly de Limón. Foto: Raúl Cascante
El ataque de este miércoles se dio en Beberly de Limón. Foto: Raúl Cascante