Alejandra Portuguez Morales.22 marzo

Lauren Elizondo Ulate tiene muy claro que su mamá María Ulate le dio la vida dos veces, primero al nacer y luego en junio anterior cuando la salvó de un atropello en el que lamentablemente murió.

Para el día del accidente de tránsito Lauren tenía siete meses de embarazo de una niña, su mamá la empujó hacia un lado para evitar que ellas recibieran el golpe, pero doña María sí sufrió el impacto y debido a este agonizó diez días en el Hospital México.

Este accidente ocurrió la noche del sábado 9 de junio del año anterior en barrio La Paz de San Ramón, Alajuela. Lauren nunca supo quién fue el responsable de quitarle a su mamá porque el conductor del carro se dio a la fuga, algunas personas dijeron que era un vehículo oscuro.

Dos meses después, el sábado 18 de agosto, nació la bebé de Lauren, a quien le puso Alana María, el segundo nombre le mantiene vivo el recuerdo de su mamá, pues antes del accidente iba a llamar a su pequeña, Lucila.

María Ulate, le salvó la vida a su hija Lauren Ulate y su nieta Alana María. Foto: Cortesía de la Familia
María Ulate, le salvó la vida a su hija Lauren Ulate y su nieta Alana María. Foto: Cortesía de la Familia

“Decidí ponerle el nombre de María por mi mamá, antes la iba a llamar como mi tatarabuela. Hay cosas que todavía nos duele y no hemos podido con todo, aunque lo hemos aprendido a llevar e ir superando su ausencia”, expresó la muchacha.

“Extraño todo lo que vivía con ella, extraño cuando me decía que cuando naciera la bebé me decía que la iba a chinear, cuidar y que la íbamos a llevar juntas a todo lado y ahora no está, ella lo era todo para mí y sé que sería diferente si ella estuviera, porque fue una gran madre”, dijo la sobreviviente.

“Recuerdo que la última vez que estuvimos juntas fue cuando íbamos para el supermercado, escuché un grito de mi mamá y cuando reaccioné estaba tirada en el suelo, pensé que me había desmayado”, contó la Lauren.

La joven a pesar de los obstáculos desea seguir superándose y actualmente cursa octavo año en el Cindea La Paz, en San Ramón.

Lauren asegura que su principal soporte son sus hermanos y demás familiares que la impulsan a seguir adelante. Además, sueña con darle un mejor futuro a su bebé y contarle a la niña que su abuelita también le había dado la vida, aseguró esta madre soltera.

Doña María luchó por su vida durante 10 días. Cortesía de Notioccidente.
Doña María luchó por su vida durante 10 días. Cortesía de Notioccidente.
Familia dejó la justicia en manos de Dios

Doña María era la menor de cinco hermanos, así lo comentó su hermano Minor Ulate, quien la recuerda como una persona esforzada y trabajadora.

“Ella se dedicó cien por ciento a sus hijos, si tenía que agarrar un hacha para picar leña lo hacía, fue una mujer decidida y que sacó a sus hijos sola, porque estaba separada de su esposo”, expresó Minor.

Agregó que estuvo hablando con los investigadores sobre la muerte de María y ellos le dijeron que revisaron varias cámaras de seguridad; sin embargo no encontraron nada.

“Lo último que nos dijeron es que el caso lo iban archivar porque no tenían pruebas. Lo más lamentable es que hubo una persona que hizo daño y anda suelto, nosotros entre la familia hemos hablado y hemos aceptado la ausencia de María, nada nos la va a devolver y si no lo llegan agarrar dejamos la justicia en manos de Dios”, expresó.

Don Minor, mencionó que la bebé le cambió la vida a su sobrina, porque ahora es una mujer con metas y más madura.

“La bebé la ha reformado, antes era una muchacha que solo andaba en su mundo, ahora es más unida a la familia, tiene un gran futuro porque está joven y saldrá adelante”, expresó.

María Ulate, dejó otros dos hijos mayores de edad.

“Al responsable del accidente solo espero que tenga conciencia de sus actos y que sea Dios él que haga justicia”, Minor Ulate, hermano de la fallecida