Adrían Galeano Calvo.14 diciembre, 2020
El avión y el nuevo hangar fueron presentados este lunes en Base 2, en el aeropuerto Juan Santamaría. Foto MSP.
El avión y el nuevo hangar fueron presentados este lunes en Base 2, en el aeropuerto Juan Santamaría. Foto MSP.

La Navidad se adelantó para el Servicio de Vigilancia Aérea (SVA), ya que gracias a un millonario aporte del Gobierno de Estados Unidos recibieron un chuzo de avión multiusos y un enorme hangar (3084 metros cuadrados).

Se trata de una aeronave Cessna Gran Caravan, valorada $5,6 millones (más de ¢3 mil millones), que puede cumplir labores de patrullaje, transporte de personas heridas y entrega de ayuda humanitaria, esto debido a que aguanta cargamentos de hasta 1200 kilógramos.

La presentación del avión y el hangar se realizó este lunes 14 de diciembre en Base 2, en el aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela.

“Cuando compramos esta aeronave pensamos en que tenía que ser utilitaria, eso significa que cuando necesitemos transportar pasajeros podamos colocarle asientos, pero cuando tengamos alguna clase de amenaza natural podamos convertirla en un avión de carga”, Juan Luis Vargas, director del SVA.

El chuzo esta nuevecito de paquete. Foto MSP.
El chuzo esta nuevecito de paquete. Foto MSP.

Vargas también destacó que este avión, que tiene capacidad para 14 pasajeros, es la primera aeronave policial debidamente equipada para trasladar a pacientes, pues cuenta con dos camillas especiales, equipo de oxígeno y sistemas eléctricos, por mencionar algunos de sus dispositivos.

6 horas continuas de vuelo es la capacidad que tiene el nuevo avión del SVA.

Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, explicó que esta nueva adquisición viene acompañada de un paquete de aviación, que consiste en que un servicio de mantenimiento, repuestos, herramientas especiales, asesoría técnica y entrenamiento para pilotos y mecánicos.

En cuanto al hangar, las autoridades detallaron que este fue donado por la Oficina para Asuntos Antinarcóticos, Seguridad Ciudadana y Justicia de los Estados Unidos, y tuvo un costo de $508 mil (más de ¢300 millones).

Esta nueva estructura tiene capacidad para ocho aeronaves, posee iluminación y ventilación, y un almacén para repuestos y herramientas. Además, puede soportar vientos de hasta 200 kilómetros por hora.