Adrían Galeano Calvo.29 julio, 2020
Entre lo decomisado por las autoridades, hay una pistola calibre 9 milímetros. Foto OIJ
Entre lo decomisado por las autoridades, hay una pistola calibre 9 milímetros. Foto OIJ

Estar encerrado en una cárcel no fue un impedimento para que un reo, de apellidos Araya Sánchez, aparentemente dirigiera una poderosa banda narco que operaba en distintos puntos de Turrialba.

El negociazo, al parecer encabezado por Araya, llegó a su fin este miércoles 29 de julio, pues el OIJ y la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos realizaron 16 allanamientos en Turrialba y uno en Sabanilla de Montes de Oca, para desmantelar a la organización criminal.

Gracias al operativo, las autoridades detuvieron a 15 hombre de apellidos González Quesada, Rodríguez Campos, Villegas Vargas, Sánchez Alfaro, Romero Salazar, Zeledón Vargas, Henríquez Alvarado, Vargas García, Valverde Muñoz, García Bonilla, Cash Alvarado, Villalobos Retana, Delgado Solís y Álvarez.

A estos sospechosos se suma una mujer apellidada Araya Sánchez y el presunto líder de la banda, quien se encuentra encerrado en el centro penal de Pococí. Aparentemente, el cabecilla y la mujer serían familiares, pero las autoridades no detallaron su relación.

Además, pasadas las 2 de la tarde, un hombre de apellidos Marín Alvarado y una mujer apellidada Carazo Zuñiga, quienes son pareja, se entregaron a las autoridades judiciales de Turrialba.

El Ministerio Público informó que, durante los allanamientos, los agentes del OIJ lograron decomisar marihuana, cocaína, picadura de marihuana y crack, además de 60 pastillas de LCD (droga sintética).

La banda al parecer traficaba distintos tipos de marihuana. Foto OIJ
La banda al parecer traficaba distintos tipos de marihuana. Foto OIJ

Los investigadores también decomisaron dos carros tipo 4x4, una pistola calibre 9 milímetros, un revólver calibre 38 y aproximadamente un millón y medio de colones.

Según las autoridades, la banda empezó a operar a finales del 2018, cuando iniciaron con la venta y distribución de drogas en los alrededores de Turrialba, especialmente comerciaban con marihuana, cocaína, crack y drogas sintéticas como LCD y Wax (derivado de la marihuana).

“Aparentemente, las ventas las realizaban en vía pública, en las viviendas, en las cercanías del estadio Rafael Ángel Camacho y también bajo la modalidad exprés, es decir, les hacían los pedidos vía telefónica y se trasladaban a entregarlos”, detalló la oficina de prensa del OIJ.