Anfernee Barahona.21 junio, 2017

Quince privados de libertad de diferentes cárceles del país liberaron su talento y convirtieron este miércoles el Museo de los Niños en una galería de arte.

La colección pudo ser finalmente estrenada después de varios meses de trabajo Foto: Albert Marín.
La colección pudo ser finalmente estrenada después de varios meses de trabajo Foto: Albert Marín.

La muestra de talento arrancó a las 10 de la mañana y pudo ser posible gracias a la campaña “Arte por el cambio”, la cual busca que privados de libertad puedan volverse a integrar a la sociedad por medio de la pintura.

A un hombre libre de los barrotes quiso representar el artista Alexander Sánchez en su obra
A un hombre libre de los barrotes quiso representar el artista Alexander Sánchez en su obra "La Libertad". Foto: Albert Marín.

En esta exposición, los reos exhibieron un total de 32 obras, las cuales estaban inspiradas en las emociones, la herencia indígena y la naturaleza.

En su mayoría, estos cuadros están hechos de papel reciclado y son adornados con figuras de cartón y colores brillantes como el rojo, el anaranjado y el amarillo que cuentan las vivencias y las esperanzas que tienen estas personas para el futuro.

Una de las expositoras es Angie González, quien lleva un año en el programa y utiliza la felicidad y el positivismo en sus obras como un mecanismo para hacerle frente a los momentos difíciles.

“Estar en una cárcel es algo muy duro y como persona te cambian las cosas que se ven allá dentro. Por eso, poder distraerse con pintura y ver un ambiente un poco más positivo es algo que le ayuda mucho a uno” dijo González.

Otro de los orgullosos expositores es Mario Murillo, quien con sus obras quiere demostrarle a su hijo de 15 años, que su papá es todo un campeón y que va hacer todo lo que pueda para que a su muchacho no le haga falta nada.

Las obras están hechas a base de papel reciclado. Foto: Albert Marín.
Las obras están hechas a base de papel reciclado. Foto: Albert Marín.

“Yo estoy aquí por mi hijo. Yo quiero que el vea que su papá esta tratando de cambiar para salir y estar con él. También quiero que sepa que yo estoy haciendo esto para que el no tenga que seguir los pasos de su papá", dijo Murillo.

La campaña fue coordinada por la Fundación Transformación en tiempos violentos, en colaboración con el Ministerio de Justicia y el Centro de Estudios para la Paz.

Junto a ellos, el artista Juan Carlos Chavarría, ha hecho el papel de maestro para enseñarle a los privados de libertad como volverse gatos en la pintura.

Los organizadores del evento dijeron que la idea es difundir el mensaje, de que todo lo negativo puede ser cambiado por lo bueno y que una persona aunque haya cometido un error en el pasado, tiene el derecho de volver con su familia y tener un trabajito después de cumplir su condena.

Los colores brillantes y los relieves fueron el tema de la colección. Foto: Anfernee Barahona
Los colores brillantes y los relieves fueron el tema de la colección. Foto: Anfernee Barahona

“Nosotros tratamos de darle herramientas a estas personas para que cuando salgan de la cárcel puedan tener un trabajo. Con esto evitamos que vuelvan a caer en la delincuencia” informó Diana Castro, colaboradora del evento.

La exposición va a estar por un mes en el Museo de los Niños, por lo que los organizadores invitan a darse una vueltica.

Están a la venta

Las piezas tienen un valor de entre ¢100 mil y ¢170 mil colones y se pueden pagar en efectivo o por depósito a la cuenta del Banco de Costa Rica 001-92711-0.

Los familiares de los expositores estuvieron muy agradecidos con los organizadores del evento. Foto: Albert Marín.
Los familiares de los expositores estuvieron muy agradecidos con los organizadores del evento. Foto: Albert Marín.

En todo caso, quienes paguen por las pinturas recibirán una factura, con la que van a poder retirar la obra apenas termine la exposición.