Adrían Galeano Calvo.12 diciembre, 2020
Del bombazo el joven quedó tirado en un caño. Foto cortesía.
Del bombazo el joven quedó tirado en un caño. Foto cortesía.

Un repartidor de Uber Eats, de apellido Navarrete y de 21 años, terminó con una pierna quebrada luego de que su moto fuera impactada por un carro del OIJ.

El accidente ocurrió pasadas las 8:30 de la noche de este viernes 11 de diciembre en el puro centro de San José, en avenida 6 y calle 4, en un cruce que está diagonal al local de Videojuegos Coqui.

La oficina de prensa del OIJ informó que en el carro viajaban un grupo de agentes de la Sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios, quienes se dirigían a Escazú para atender un caso de violencia doméstica en el cual una mujer, de 21 años, fue apuñalada en el pecho.

“Los agentes sí llevaban la sirena del carro puesta, pero las circunstancias de cómo ocurrió el hecho aún no están claras. Por transparencia el caso y la investigación fueron asumidos por la Sección de Integridad Física y Tránsito”, detalló la Policía Judicial.

Por lo fuerte del bombazo, Navarrete salió volando y cayó en un caño, mientras que su moto quedó tirada sobre una acera a pocos metros de donde él se encontraba.

Este sábado la Policía Judicial informó que el joven sufrió lesiones en la tibia y el peroné de su pierna derecha, pero afortunadamente se encuentra en condición estable y permanece internado en el hospital San Juan de Dios