Alejandra Portuguez Morales.10 septiembre, 2020

Once hombres podrían recibir entre todos 800 años de cárcel por torturar y matar a dos sujetos cuyos cuerpos llevaban en una buseta y pretendían tirar en la calle.

Fuero detenidos en diciembre de 2017 en un retén policial que había cerca del Estadio Nacional, en La Sabana.

Esta es la pena que pidió la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos por las muertes de Edwin Santiago Bedoya Llanos y Frank Alfaro Murillo.

Los once hombres integraban la banda de El Gringo y para nueve de ellos pidieron 80 años de cárcel. Los identificaron con los apellidos Díaz Noreña, Alvarado Arroyo, Pérez Obando, Díaz Donis, Campos Mora, Ávalos Vega, Rodríguez Amador, Salazar Espinoza y Martínez Villalta. Para otros dos --de apellidos Quirós Calero y Valencia Orozco-- pidieron 40 años para cada uno ya que solo se les vincula con un homicidio.

En esta micro iban los cuerpos que los delincuentes planeaban dejar botados. Foto Alonso Tenorio
En esta micro iban los cuerpos que los delincuentes planeaban dejar botados. Foto Alonso Tenorio
Decapitado vivo

Edwin Santiago Bedoya, de 20 años, era un colombiano que fue atacado el 12 de diciembre del 2017 cuando viajaba en una moto por Rohrmoser.

Al parecer, lo metieron a la fuerza en una microbús y lo torturaron con cortes en el cuerpo; incluso se cree que lo decapitaron mientras estaba vivo, informó la Fiscalía.

El tico Frank Alfaro Murillo, de 26 años, fue atacado el 13 de diciembre de ese mismo año luego de que una mujer de apellidos Jiménez Cordero y conocida como “Techno queen” lo engañara para que se vieran en una casa en San Antonio de Belén.

Se cree que cuando Alfaro llegó fue atacado, le hicieron varios cortes y le dispararon hasta matarlo.

La llamada “Techno queen” se sometió a un procedimiento especial abreviado y, de quedar en firme, cumpliría una pena de 20 años de prisión.

Este viernes seguirán las conclusiones de los defensores de los 11 imputados, se espera que la próxima semana se conozca la sentencia.

Los imputados tuvieron dos juicios, primero en marzo anterior, pero lo suspendieron por la pandemia y luego en agosto. Foto Adrián Galeano
Los imputados tuvieron dos juicios, primero en marzo anterior, pero lo suspendieron por la pandemia y luego en agosto. Foto Adrián Galeano