Sucesos

Rolando Araya comparte sociedad con uno de los detenidos en el caso Diamante

Tienen un lote y están concursando para venderlo a la CCSS por ¢670 millones.

El candidato presidencial del Partido Costa Rica Justa, Rolando Araya, es socio de uno de los detenidos en el caso Diamante.

Se trata del empresario Daniel Cruz, investigado por la supuesta corrupción en los contratos de obras viales municipales con la empresa MECO.

Araya confirmó a La Nación que ambos comparten la sociedad y que son muy buenos amigos; en dicha sociedad hay un terreno en Los Ángeles de San Ramón, Alajuela, que fue comprado hace unos cuatro años y concursa por ganar un contrato por ¢670 millones para vendérselo a la CCSS para construir áreas de salud.

Desde el 21 de abril del 2017 Araya y Cruz figuran en la sociedad Desarrollo Daromacar S. A. y son presidente y vicepresidente, respectivamente.

“Somos amigos, lo quiero mucho y espero que salga bien de todo esto”, dijo el candidato.

En la junta directiva de Daromacar, además aparece como secretario Carlos Andrés Araya Polonio, hijo de Araya Monge y figura como tesorero Rainer Alois Anders, quien también forma parte de la empresa Explotec S. A.

Rolando Araya es hermano del alcalde de San José, Johnny Araya, que está entre los detenidos por el caso Diamante y que se está a la espera que contra él y 12 personas más se dicte alguna medida cautelar, sin embargo, la audiencia podría extenderse hasta por tres días.

“No ha participado (Johhny), ni participa en la campaña o estructura del partido Costa Rica Justa. Nuestro partido cree y defiende la independencia judicial y la honorabilidad de los administradores de justicia del país”, dijo Araya Monge el lunes, cuando su hermano fue detenido.

Redacción LT

Redacción La Teja

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.