Alejandra Portuguez Morales.3 diciembre

Un hombre de apellidos Coto Salazar pasará los próximos ocho años encerrado en la cárcel ya que lo declararon culpable de dos delitos de robo agravado.

Según se demostró en el juicio, Coto usó la misma ropa para asaltar una carnicería y una agencia de venta de carros, ambas en Limón. Dicha vestimenta fue clave para que las autoridades lo investigaran.

De acuerdo con la acusación, los robos ocurrieron entre el jueves 20 y sábado 22 de diciembre del 2018. Las víctimas describieron al sospechoso y por eso los investigadores contaban con detalles de cómo vestía el violento hombre.

Luego de varios días seguimiento y temiendo que otro negocio corriera la misma suerte, la Fiscalía pidió una orden de allanamiento. Gracias a eso, a Coto lo detuvieron en su casa, en Limón centro, el pasado martes 16 de enero

Las autoridades registraron todo en la casa y les llamó la atención que encontraron la ropa que las víctimas describieron que usaba el atacante, por lo que la decomisaron y la presentaron como una de las pruebas fundamentales en la investigación.

La ropa fue clave para que los jueces del Tribunal Penal de Limón lo sentenciaran.
La ropa fue clave para que los jueces del Tribunal Penal de Limón lo sentenciaran.

La sentencia la dictaron los jueces del Tribunal Penal de Limón.

De acuerdo con la investigación, Coto llegó a estos negocios con un arma de fuego, amenazó a los dependientes y se llevó aproximadamente ¢400 mil de cada local.

Durante este año han sido denunciados en el OIJ 440 robos. Puntarenas es la provincia en la que más delitos de este tipo ocurren con 124, luego le sigue Cartago con 111 y en tercer lugar Limón con 61.