Alejandra Portuguez Morales.24 junio

Un accidente de tránsito acabó con la vida de la motociclista Lorna Fonseca Morales, de 34 años.

Ella era la secretaria del club de mujeres motociclistas Viudas Negras WMC Internacional y lo último que hizo antes de morir fue darle gas a su moto, generando un fuerte sonido para despedirse de sus amigos.

Sin embargo, segundos después ellos vieron un montón de chispas y cuando se acercaron a ver qué había ocurrido, vieron el cuerpo de la muchacha tirado en la calle. Los cruzrojistas trataron de reanimarla, pero fue imposible.

“Lor”, como muchos la llamaban de cariño, murió este domingo a las 5:40 de la tarde, metros antes de la rotonda de Las Garantías Sociales.

La moto quedó en media calle, en el sentido San José - Zapote, luego de que esta se estrellara contra una cuneta divisoria de esa carretera, mientras que el cuerpo quedó en el otro sentido de la vía, tras pegar contra un poste.

El lamentable accidente se dio en Zapote. Foto: Cortesía para LT
El lamentable accidente se dio en Zapote. Foto: Cortesía para LT

Patricia González, conocida como “Viuda” y amiga de Lorna, dijo que este domingo estuvieron en un bar cerca de la misma zona donde ocurrió el accidente.

“Este domingo tuvimos una actividad para una de nuestras compañeras que hace poco le hicieron una cirugía, Lorna llegó desde el mediodía, pero tenía una actividad familiar por lo que en la tarde se despidió. Ella debía dar la vuelta por la clínica Quesada Durán para luego agarrar hacia la rotonda e irse a la casa en Sabanilla, pero esa calle es traicionera y tuvo el accidente”, expresó la amiga.

Lor, además, era profesora de inglés y literatura del Liceo de Costa Rica.

Lorna Fonseca era profesora de inglés y literatura, deja un hijo de 13 años. Foto: Cortesía para LT
Lorna Fonseca era profesora de inglés y literatura, deja un hijo de 13 años. Foto: Cortesía para LT

“Ella formaba parte del club desde hace tres años, somos un grupo que está en Costa Rica y Panamá. Ella era una mujer activa, tenía un liderazgo, era servicial, atenta, cariñosa y además siempre estaba pendiente de nuestras situaciones por si necesitábamos alguna ayuda”, expresó Patricia.

Este lunes, a las 7 de la noche, varios motociclistas harán una caravana que saldrá desde el parque de la Paz hasta la capilla de Sabanilla, donde la estarán velando. Este martes a las 10 de la mañana le darán el último adiós.

Lorna dejó un hijo de 13 años, ella era muy apegada a su familia y le había contado a sus amistades que la próxima semana planeaba viajar a Estados Unidos para visitar a una hermana.

La docente y amante de las motos murió en el lugar. Foto: Cortesía para LT
La docente y amante de las motos murió en el lugar. Foto: Cortesía para LT