Alejandra Portuguez Morales.14 abril

Con ayuda de un sabanero que era empleado de una finca ganadera fue como una banda logró robar 78 cabezas de ganado valoradas en ¢160 millones.

El OIJ de Cañas se puso detrás del caso y este miércoles detuvo a los sospechosos mediante tres allanamientos.

Al sabanero lo identificaron con el apellido Aguilar, de 30 años, a quien lo agarraron en Chomes, Puntarenas, al parecer, a él lo despidieron de una finca ganadera en Abangares y luego participó en el robo de las reses de su antiguo trabajo.

Aguilar se habría encargado de llevar las vacas y toros, que eran muy bravos, hasta una parte de la finca que ya conocía y por ahí los sacó.

Detenidos por el OIJ de Cañas por el robo de ganado en una finca en Abangares, de apellidos Aguilar (izquierda) y González. Foto: OIJ
Detenidos por el OIJ de Cañas por el robo de ganado en una finca en Abangares, de apellidos Aguilar (izquierda) y González. Foto: OIJ

Las autoridades también detuvieron, en Matapalo de Guanacaste, a un hombre de apellido González, de 31 años, vinculado con la banda.

Mientras que al líder lo agarraron en una finca en Guatuso, Alajuela, a él lo identificaron con el apellido Hernández, de 44 años.

La banda habría comenzado con los robos en noviembre del 2020, en esa ocasión se llevaron 56 cabezas de ganado que sacaron en una madrugada y las montaron en un camión, para moverlas usaron el sello de hierro de González.

El segundo robo lo habrían cometido a principios de este año, en este se llevaron 22 cabezas.

Los investigadores afirman que las personas que manejaban el camión con el ganado no sabían que era robado, supuestamente solo los contrataban para hacer el traslado.