Alejandra Portuguez Morales.2 diciembre

La Sala Cuarta rechazó un habeas corpus que pusieron en defensa de los supuestos agresores de los oficiales de la Fuerza Pública a quienes intentaron quemar en medio de una protesta frente a la facultad de Derecho de la UCR, en San Pedro de Montes de Oca.

“Esta Sala tuvo por demostrado que algunos oficiales fueron agredidos con llantas y palos, e incluso con golpes en la cara; además, varios oficiales fueron agredidos y rociados con combustible, aparentemente gasolina, lo cual puede comprobarse de manera clara y evidente en la prueba audiovisual (videos) aportada”, expresaron en la resolución.

Afirmaron que luego de analizar las pruebas jamás los magistrados de esta Sala van a respaldar los actos cometidos.

“...en ningún caso puede ser avalada ni tutelada por este Tribunal Constitucional, pues desencadenó en una serie de actos vandálicos y de violencia clara en contra de la autoridad pública una serie de actos vandálicos y de violencia clara en contra de la autoridad pública”, señalaron.

A los policías y alrededor de la calle tiraron combustible. Foto: MSP
A los policías y alrededor de la calle tiraron combustible. Foto: MSP

Además, indicaron que otro hecho grave fue el que sufrió el resto de personas que deben pasar por esa ruta y no lo pudieron hacer de una manera cotidiana por estar bloqueada esta calle.

Los bloqueos iniciaron el miércoles 20 de noviembre a las 6 de la tarde y se mantuvieron hasta el 21 de noviembre hasta las 10:25 p.m. este último día fue cuando ocurrió la agresión contra los uniformados.

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública, dijo que apoya la actuación de los policías ese día, asegura que está a la espera del trámite judicial y de la identificación de otras personas relacionadas con el ataque y quienes no fueron detenidas al momento del ataque.

Por estos hechos el Ministerio Público mantiene abierta una investigación contra siete personas por los delitos de obstrucción de vía pública, incendio y resistencia a la autoridad; ellos tienen impedimento de salida del país, deben firmar cada quince días y tienen prohibido acercarse o molestar a cualquier persona relacionado con el proceso.