Édgar Chinchilla.17 septiembre, 2017

Un ingrato tiró a una casa un pedazo de salchichón envenenado y se llevó en la tira a cuatro perritos chihuahua.

El hecho se dio la tarde del sábado en Pital de San Carlos.

Los perritos que murieron fueron la pareja Yoda y Mía, de tres años, y dos de sus cachorros de solo dos meses de nacidos.

Manuel Segura, dueño de los animalitos, dijo que estaba muy triste por lo ocurrido.

Este pedazo de salchichón estaba a unos cinco metros de la malla de la propiedad. Foto: Édgar Chinchilla.
Este pedazo de salchichón estaba a unos cinco metros de la malla de la propiedad. Foto: Édgar Chinchilla.

“Ellos eran perritos inofensivos que siempre estuvieron dentro de la propiedad, nunca le hicieron daño a nadie.

“Los que hicieron fue algo muy cruel, todos en la casa estamos muy dolidos porque ellos eran parte de la familia”, señaló.

El macabro hallazgo fue descubierto por los hijos de Manuel. Ellos estaban dentro de la casa y al salir al corredor encontraron a los cuatro peluditos muertos.

Al revisar el lugar los miembros de la familia encontraron un pedazo de salchichón todo mordisqueado a unos cinco metros de la malla que delimita la propiedad. Por eso presumen que alguien tiró el bocadillo mortal desde afuera.

Manuel contó que él llamó a la Policía para poner la denuncia por lo ocurrido, pero no pudo completar el trámite porque los uniformados le dijeron que si no tenía sospechosos no podían hacer nada.