.  14 marzo

Los familiares de Ariel Ortega Vílchez, de 40 años, tendrán que continuar con la angustia y la duda de saber si el cuerpo de un hombre que está enterrado cerca de la frontera con Nicargua es su pariente.

El OIJ de Los Chiles suspendió este miércoles la búsqueda de unos restos humanos, que al parecer podrían ser los de Ortega.

Aunque en primera instancia se suponía que el punto donde iniciaron la búsqueda es en Tablillas de Los Chiles, a escasos 200 metros de la línea fronteriza, este miércoles y con la ayuda de equipo de localización satelital se determinó que en realidad estaban en suelo nicaragüense, unos 10 metros frontera adentro.

Las autoridades deberán ahora pedirle a los investigadores del vecino país que los ayuden. Foto: Édgar Chinchilla.
Las autoridades deberán ahora pedirle a los investigadores del vecino país que los ayuden. Foto: Édgar Chinchilla.

Por este motivo y pese a estar listos con el equipo y el personal especializado se debieron suspender la labores de búsqueda.

Ahora las autoridades ticas tendrán que pedirles a los investigadores del vecino país que ellos hagan la diligencia.

Vílchez salió de su casa el 3 de enero a las 7 a. m., y desde entonces nadie sabe nada de él.

La búsqueda inició este martes, después de que las autoridades recibieron una llamada anónima en la que les indicaron dónde, supuestamente, estaba enterrado Ortega. A eso del mediodía perros entrenados del OIJ dieron positivo en el punto.

Ya en horas de la tarde, los especialistas judiciales excavaron, pero por ser un terreno muy húmedo, el hueco se les llenaba de agua, por lo que debieron suspender las labores sin encontrar nada.

Un perro del OIJ dio positivo en rastros de un cuerpo humano. Foto: Édgar Chinchilla / Archivo.
Un perro del OIJ dio positivo en rastros de un cuerpo humano. Foto: Édgar Chinchilla / Archivo.

Este miércoles a primera hora pretendían comenzar a excavar de nuevo, esta vez con un equipo especial que les permite drenar el agua mientras cavaban, pero al percatarse que estaban del lado nica suspendieron la operación.

Ortega, aparentemente se dedicaba al pasar personas indocumentadas de Nicaragua a Costa Rica.

Hace un tiempo Ortega habría tenido problemas por su “trabajo” y se sospecha que lo habrían asesinado.