Alejandra Portuguez Morales.5 febrero

Una consola de PlayStation, una pantalla y lentes de realidad virtual, son parte de los principales aliados de los médicos que le dan terapia a los pacientes sobrevivientes de accidentes de tránsito, laborales, quemaduras, pérdida de movilidad, entre otros.

Este es uno de los nuevos métodos de terapia que están usando en el Hospital del Trauma, del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Gustavo Agüero, es un oficial de seguridad privada que se ha visto beneficiado con esta terapia, luego de que hace un mes sufriera un accidente de tránsito. Mientras manejaba su moto un carro le invadió el carril en Parrita. Los fuertes golpes le provocaron una lesión medular en el que perdió la movilidad.

Por medio de esta terapia ha tenido beneficios al irse poco a poco la ansiedad y recuperar la movilidad.

“Cuando me lo ofrecieron la verdad acepté para jugar, pero con los días he visto gran avance. Es difícil, uno se cansa y hasta suda; me ha ayudado mucho para el equilibrio del tronco. Es algo nuevo para mí, porque estoy aprendiendo a moverme de nuevo”, describe Agüero.

Gustavo Agüero, es un oficial de seguridad privada que se ha visto beneficiado con la terapia de jugar con playstation en el INS. Foto: INS
Gustavo Agüero, es un oficial de seguridad privada que se ha visto beneficiado con la terapia de jugar con playstation en el INS. Foto: INS

Monserrat Castillo López, coordinadora de Fisioterapia de la Red de Servicios de Salud del INS, describió que los pacientes ven esta terapia como parte de un juego, por lo que sienten ganas de recibirla.

“Por esto pueden disminuirse los días de incapacidad, al lograr una recuperación más rápida”, explicó Castillo.

Esta terapia se realiza con una consola de video juegos y sus accesorios, entre ellos unos lentes para realidad virtual, los cuales permiten la creación de entornos en tres dimensiones, facilitando que el paciente esté inmerso en un mundo virtual, donde puede experimentar acciones de la vida cotidiana como levantar un brazo o pierna y atrapar objetos, con ayuda de los videojuegos.

Además, cuenta con diferentes niveles de dificultad, dependiendo del área a rehabilitar, lo cual le permite a los especialistas llevar un registro del progreso de los pacientes.