Rocío Sandí, Alfonso Quesada.13 marzo
Karen y el esposo tenían un bar clandestino en la casa de ellos. Foto: Alfonso Quesada.
Karen y el esposo tenían un bar clandestino en la casa de ellos. Foto: Alfonso Quesada.

El OIJ informó que Karen Jiménez Arguedas, asesinada este lunes en Pavones de Golfito, tenía problemas con el presunto agresor desde hacía tiempo.

Según informó Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial, el sospechoso, de apellido Rodríguez, iba frecuentemente a un bar clandestino que había en la casa de la víctima y que ella y el esposo atendían.

Espinoza dijo que Rodríguez, en al menos dos ocasiones, había tratado de tocar a Karen y además le hacía insinuaciones sexuales, lo que molestaba tanto a la mujer como al compañero sentimental.

“Incluso el esposo de ella (Karen), en el momento en que el aparentemente ocurre el crimen, iba camino a la Policía a presentar una denuncia contra Rodríguez por eventuales daños contra la propiedad”, detalló Espinoza.

El cuerpo de la mujer fue hallado por el esposo. Foto: Alfonso Quesada / Archivo.
El cuerpo de la mujer fue hallado por el esposo. Foto: Alfonso Quesada / Archivo.

El atacante aprovechó que la mujer, de 27 años, estaba sola, agarró un cuchillo y la hirió en el cuello; además le dio un fuerte golpe en la cabeza.

Al volver a la vivienda el esposo de Jiménez encontró el cuerpo y avisó a las autoridades. Poco después varios vecinos atraparon a Rodríguez, quien estaba en una playa cercana.

Los lugareños pidieron ayuda a la Fuerza Pública y los oficiales lo llevaron a la Fiscalía.

Los agentes judiciales encontraron en el bar el cuchillo con el que el asesino habría herido a la joven.

Los vecinos de Pavones ayudaron a buscar el sospechoso del crimen. Foto: Alfonso Quesada / Archivo.
Los vecinos de Pavones ayudaron a buscar el sospechoso del crimen. Foto: Alfonso Quesada / Archivo.