Adrían Galeano Calvo.29 julio

En caso de ser detenidos por las autoridades, los tres sujetos que destruyeron un ventanal del edificio de Televisora de Costa Rica, podrían pasar cuatro años encerrados en la cárcel.

Ewald Acuña, abogado penalista y exjuez, explicó que de momento estos tres sujetos figuran como sospechosos por delito de daño agravado.

Según el artículo 229 del Código Penal, estos maleantazos se exponen a una pena que va de 6 meses a 4 años de prisión.

Acuña indicó que de momento este sería el único delito que se les podría atribuir a los sospechosos, pues la explosión no alcanzó a herir a ninguna persona, solamente dañó la fachada del edificio de la televisora.

De momento los sospechosos solo serían investigados por el daño causado al edificio. Foto Jeffrey Zamora
De momento los sospechosos solo serían investigados por el daño causado al edificio. Foto Jeffrey Zamora
¿Terrorismo?

Aunque lo sucedido la noche del sábado tiene toda la pinta de un acto de terrorismo, el abogado dijo que de momento estos sujetos no podrían ser acusados por ese delito.

Acuña explicó que para que sean investigados por terrorismo tendría que haber una manifestación o algún tipo de pronunciamiento en el que se haga referencia al motivo por el cual pusieron la bomba, generalmente relacionado con temas políticos o de ideología.

Si a futuro la investigación de la Policía Judicial revela que sí hubo una motivación de este tipo a los tres bichos se les podría atribuir el delito de apoyo y servicios para el terrorismo, que según el artículo 281 bis del Código Penal, es castigado con una condena que va de 6 a 10 años de cárcel.

El abogado indicó que si se determina que otras personas participaron en la planeación del ataque también recibirán las mismas condenas, aunque no hayan puesto ni un solo pie en el lugar de los hechos.