Alejandra Portuguez Morales.21 julio

Lo último que se supo de Joseph Ricardo Solís Poveda es que andaba en la vela de uno de sus amigos, luego todo se convirtió en un misterio hasta que un rastro de sangre llevó hasta su cadáver.

Ahora los investigadores están detrás de los responsables del homicidio de “Simba”, como le decían de cariño en Santiago del Monte, de La Unión de Cartago, de donde era vecino.

A él lo mataron de varios balazos en el tórax, la cabeza, en los brazos y piernas. El cuerpo lo dejaron en un precipicio de 10 metros.

El pirata Joseph Ricardo Solís Poveda, de 25 años, tenía antecedentes por venta de drogas y robo, según el OIJ. Foto: Tomada de Facebook
El pirata Joseph Ricardo Solís Poveda, de 25 años, tenía antecedentes por venta de drogas y robo, según el OIJ. Foto: Tomada de Facebook

Como no sabían nada de Simba, los familiares pusieron una denuncia, pero a la vez siguieron buscándolo. Eso los hizo dar con un rastro de sangre que los llevó hasta el cuerpo, que hallaron en Coris de Cartago, a unos 400 metros de su carro, el cual fue quemado.

El joven de 25 años se dedicaba a ser taxista pirata y era reconocido por las autoridades por contar con antecedentes como venta de drogas y robo.

El pasado viernes por la noche, Simba fue a la vela de Byron Rodolfo Madrigal Vargas en urbanización La Eulalia de San Diego.

A ese hombre también lo asesinaron a tiros, la noche del jueves anterior, el ataque fue en la misma urbanización en donde lo velaron. Allí las autoridades encontraron al menos 20 casquillos y de manera preliminar dijeron que al menos le pegaron 10.

La víctima era pirata en La Unión de Cartago y su carro apareció quemado. Foto: Cortesía para LT
La víctima era pirata en La Unión de Cartago y su carro apareció quemado. Foto: Cortesía para LT

El OIJ no descarta que ambos hombres fueran parte de una misma organización, por lo que están investigando la relación entre ellos y sus últimas conversaciones para dar con los responsables de las muertes.

El carro y el cuerpo estaban a una distancia de 400 metros en Coris de Cartago. Foto: Cortesía para LT
El carro y el cuerpo estaban a una distancia de 400 metros en Coris de Cartago. Foto: Cortesía para LT