Por: Silvia Coto.  12 enero
Doña Virginia Ugalde espera que pronto deje de temblar. Foto:Rafael Murillo
Doña Virginia Ugalde espera que pronto deje de temblar. Foto:Rafael Murillo

Los temblores que se han dado en Guatuso de Alajuela tienen a los vecinos de ese cantón asustados porque han dejado daños de consideración.

El enjambre sísmico comenzó el martes pasado después de un terremoto de 7.8 grados ocurrido en Honduras y no ha parado.

Los daños por tanto meneón no se hicieron esperar. La alcaldesa de Guatuso, Ilse Gutiérrez, informó este viernes que cinco casas tienen daños severos y quedaron inhabitables, las familias tendrán que ser reubicadas, pero de momento las llevarán a la iglesia católica mientras coordinan con el IMAS las respectivas ayudas.

Otras casitas tienen daños en las paredes, el piso o se falseó en el terreno sobre el que están. Los lugares más afectados son El Progreso, en Río Celeste, Valle Dorado, en Buenos Aires, El Silencio y Palenque Tonjibe.

Doña Socorro pensó que su casita se le iba a caer. foto Rafael Murillo
Doña Socorro pensó que su casita se le iba a caer. foto Rafael Murillo

“Estamos en alerta verde porque los sismos se han sentido bastante fuertes. La población está asustada, se nos había indicado que eran ocho casas las destruidas, pero en la inspección que se hizo este viernes vimos que son cinco: dos de cemento y tres de madera”, dijo Gutiérrez.

Lo que más preocupa a las autoridades es que en Maquengal, en la parte alta de las montañas, cayeron dos deslizamientos grandes que podrían taponar el río Frío. Por eso mantienen vigilancia ya que este río siempre provoca inundaciones.

“Nos preocupa mucho porque se viene el frente frío (que entrará este sábado en la noche) y el río nos puede poner en apuros, por eso se están tomando todas las medidas de prevención pertinentes”, dijo Peter Buitrago, miembro del comité local de emergencias.

La alcaldesa aseguró que los representantes de las comunidades están muy nerviosos por la situación, que obligó a cerrar el parque nacional volcán Tenorio.

Está casita sufrió daños en las paredes. Foto: Municipalidad de Guatuso
Está casita sufrió daños en las paredes. Foto: Municipalidad de Guatuso

“Estamos listos por si se tuviera que hacer una evacuación incluso en los hoteles”, dijo la alcaldesa.

La gente salió corriendo

Doña Virginia Ugalde trabaja en la soda La Suyapa y nos contó que los temblores la tienen nerviosa.

“Yo soy de aquí y nunca había pasado esto de que tiembla tanto. Estamos preocupados, el jueves hubo un temblor fuertísimo y la soda estaba llena. Todo se movía horrible, la gente salia corriendo y los carros que estaban en el parqueo se movían como en las películas, para todo lado. Fue el temblor más duro y sigue moviéndose, nos preocupa que se aleje el turismo”, dijo doña Vicky.

En algunos negocios se han caído varías veces los productos. Foto:Municipalidad de Guatuso
En algunos negocios se han caído varías veces los productos. Foto:Municipalidad de Guatuso

Ella asegura que cuando tiembla muy fuerte se escucha como un retumbo.

Otra a quien los sismos tienen muy asustada es doña Socorro Sequeira, vecina de La Paz, en Río Celeste.

“Pensé que se me iba a caer la casa porque ha temblado muy fuerte y se me cayeron y se quebraron adornos, fotos que tenía colgadas. Dicen que es por el volcán Tenorio y, bueno, un nieto me dijo que es por una vena del volcán, pero ha estado feo. Yo vivo al pie casi del volcán”, dijo doña Socorro.

Doña Socorro nos contó que por el susto tuvo que ir a dormir a la casa de una hija.

La gente aprovechó ayer que al río Celeste le volvió el color.Foto: Rafael Murillo
La gente aprovechó ayer que al río Celeste le volvió el color.Foto: Rafael Murillo

“Yo espero que pronto deje de temblar porque, la verdad, suena durísimo”, dijo.

Según los vecinos, este viernes los meneones se sintieron menos. El más fuerte se registró poco antes de la medianoche del jueves en San Rafael de Guatuso y fue de 3,9 grados.

Además el río Celeste ya empezó a recuperar su color característico. En algunos sectores por donde pasa el río ya este viernes había gente bañándose y pasándola rico.

El experto de la Red Sismológica Nacional Leopold Linkimer había explicado que entre las causas que podrían haber causado el cambio de tonalidad del agua es que los temblores movieran sedimentos del río.