Esteban Brenes logró rescatar a Gabriel, pero él y su hijo Andrik sufrieron quemaduras de gravedad

Por: Adrían Galeano Calvo 2 junio
El fuego destruyó el segundo piso en cuestión de pocos minutos. Foto: Francisco Barrantes

Esteban Brenes Rodríguez, de 33 años, es visto por sus familiares y seres queridos como un héroe, pues arriesgó su vida para salvar a su sobrino Gabriel, de 11 años, quien había quedado atrapado en el segundo piso de una casa que se quemó.

En el incidente, Brenes sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en más del 50% de su cuerpo, además, su hijo Andrik, de 8 años, también resultó herido de gravedad, pese a que logró salir a tiempo de la vivienda junto a sus abuelitos.

“Cuando hablamos con él yo le dije que era mi superhéroe, porque no es cualquiera el que hace algo así, mi primo mayor (papá de Gabriel) le dijo que era un campeón, que si no fuera por él estaría llorando la muerte de su hijo”, dijo Daiana Alvarado, prima de Esteban.

El incendio ocurrió poco después de la 1 de la tarde de este domingo 2 de mayo, en El Carmen de Alajuela, específicamente en una casa de dos pisos ubicada 30 metros al sur de la iglesia católica de la comunidad.

Esteban permanece internado en la unidad de quemados del San Juan de Dios, su hijo está en el Hospital Nacional de Niños y su sobrino en el hospital San Rafael de Alajuela.

Almuerzo casi termina en tragedia
Gabriel y Andrik iban a tener un almuerzo en familia con Esteban y los papás de él. Foto: Cortesía Daiana Alvarado

Daiana contó que todo ocurrió cuando Esteban, los papás de él y los dos niños planeaban hacer un almuerzo familiar en el apartamento de Brenes, ubicado en un segundo piso.

“Mis tíos, que son adultos mayores, aprovecharon para comprar el diario del mes y las cositas para hacer el almuerzo, por lo que cuando ocurrió el incendio se les quemó todo”, mencionó.

Alvarado dijo que Esteban les contó que el fuego inició en la cocina, pero aún no saben qué lo provocó. En cuestión de minutos las llamas se apoderaron del apartamento, que era de madera.

“Mis tíos resultaron ilesos porque cuando inició el incendio ellos salieron corriendo con Andrik, pero cuando él chiquito pasó cerca del fuego se alzó una llamarada y le pegó en la carita, por lo que le quemó las vías respiratorias y los bracitos”, detalló Daiana.

Si usted desea ayudar a Esteban y a su familia puede hacerlo por medio de SINPE móvil: al número 8781-4048 que está a nombre de Daiana Alvarado, al 8410-9797 a nombre de Rosalia Rodríguez (mamá de Esteban) o al 8458-9440 a nombre de Iveth Rojas, dueña de la casa quemada.

Cuando Esteban llegó al primer piso junto a sus papás y Andrik, se dio cuenta que Gabriel se había quedado atrás, por lo que sin pensarlo dos veces se devolvió para rescatarlo.

“Esteban llegó al segundo piso y vio que habían llamas muy altas, entonces atravesó el fuego para llegar hasta Gabriel, que se quedó como paralizado en el cuarto.

“Cuando iban saliendo los rodeó el fuego, gracias a Dios las ventanas no tenían verjas, entonces Esteban agarró algo del cuarto y las quebró para que escaparan por ahí”, detalló.

Ver más!

Varias personas ayudaron a Gabriel a bajar hasta la calle, pero como el fuego avanzaba con tanta fuerza, Brenes se tuvo que tirar del segundo piso, lo que causó que se fracturara ambos tobillos.

Delicadito

Daiana contó que la peor parte la llevó el pequeño Andrik, quien tuvo que ser llevado de emergencia al hospital de Niños.

“Lo tienen en coma inducido porque las quemaduras fueron muy severas en los brazos y las vías respiratorias”, añadió.

En cuanto a Gabriel, el pequeño está internado en el hospital San Rafael de Alajuela, ya que, según Alvarado, sufrió una quemadura de tercer grado en una de sus piernitas, por lo que necesita un injerto de piel.

Daiana contó que los médicos les han pedidos muchas toallitas húmedas, pañales y agua embotellada para Andrik y Esteban, por lo que están haciendo todo lo posible para que no les falte nada. Agregó que cualquier ayuda sería bien recibida por la familia.

Esteban lo perdió todo en el incendio. Foto: Cortesía Daiana Alvarado.
“Cualquier cosa que llegue para Esteban va a ser de ayuda, porque lo perdió todo, la ropa, los muebles, no tiene nada, ni una cuchara”, dijo Daiana Alvarado, prima de Esteban.
Necesitan mucha ayuda

Alvarado dijo que, además de la ayuda que necesitan para los cuidados de Esteban y los dos chiquitos, también necesitan comida para los papás de Brenes, porque las llamas devoraron todo el diario que habían comprado.

Además, doña Iveth Rojas, la señora que le alquilaba el apartamento a Esteban, necesita ayuda para reconstruir su hogar, pues el incendio provocó daños en la estructura del primer piso, por lo que ella y su familia tuvieron que salir de la casa por el temor de que les caiga encima.

“Si fuera que alguien nos ofrece materiales de construcción o mano de obra nos vendría bien, para tratar de arreglar un poco, porque de momento ellos están viviendo con un vecino”.

En cuanto a los chiquitos, Daiana dijo que ellos no perdieron muchas pertenencias, pues estaban de visita.