Rocío Sandí.Hace 5 días
Los tráficos reciben montones de excusas cuando van a hacer un parte. Foto: Jorge Castillo.
Los tráficos reciben montones de excusas cuando van a hacer un parte. Foto: Jorge Castillo.

Un total de 14 mil choferes que se estacionaron en lugares prohibidos fueron multados en los primeros cuatro meses del año.

Los oficiales de la Policía de Tránsito le hicieron a cada uno de ellos un parte de ¢52 mil.

El ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) informó, por medio de un comunicado, que pese a que los conductores siempre piden mejoras condiciones para transitar en las calles, ellos mismos bloquean el paso al estacionar los carros en lugares indebidos.

Esto hace que los demás choferes tengan que ingeniársela para capearse los vehículos que estorban y, además, quedan con menos visibilidad para maniobrar.

German Marín, director de la Policía de Tránsito, asegura que muchos de los que parquean en un lugar prohibido se la juegan confiados de que no los agarren; sin embargo, él dice que es todavía más preocupante que existan conductores que cometen esa falta y aseguran que no sabían que estaban incumpliendo a la ley.

Los tráficos le piden a la gente respetar la señalización. Foto: Jorge Castillo.
Los tráficos le piden a la gente respetar la señalización. Foto: Jorge Castillo.

Un ejemplo es cuando las personas se estacionan a menos de cinco metros de una esquina o de una rampa para personas con discapacidad, y manifiestan que no pretenden que les quiten la multa, pero que honestamente no sabían que era prohibido.

Marín también dijo que es muy común que cuando los tráficos llegan a multar a estos choferes, ellos dan una infinidad de excusas para que no les hagan el parte.

“Dicen cosas como: ‘solo me estacioné un momentito para comprar una carne’ o ‘era rápido, mi esposa estaba en la clínica y me dijo que ya iba saliendo, entonces me estacioné... vea ahí viene’”, relató el jerarca.

El director de Tránsito enfatizó que el momentico no existe como justificación, ya que lo mismo es estacionarse un minuto que una hora en una zona prohibida.