Adrían Galeano Calvo, Alfonso Quesada..11 diciembre, 2017
Los dos trabajadores estaban limpiando este tanque de agua, cuando fuero succionados por una tubería. Foto Alfonso Quesada.
Los dos trabajadores estaban limpiando este tanque de agua, cuando fuero succionados por una tubería. Foto Alfonso Quesada.

Familiares y amigos de Andrey Siles Elizondo, el joven que murió al ser succionado por una tubería este sábado en Potrero Grande de Buenos Aires, Puntarenas, le darán el último adiós la noche de este lunes.

Tras el lamentable hecho que tuvo lugar en Los Ángeles de Potrero Grande, en donde también perdió la vida Olger Alfaro Loría, el cuerpo de Siles fue llevado hasta su natal pueblo de Los Naranjos de Biolley, zona sur.

Olga Elizondo, madre de Andrey, comentó que esta noche se ofrecerá una misa en el salón comunal de la comunidad para todos aquellos que quieran llegar a darle el último adiós a su hijo, quien luego será enterrado en el cementerio de Los Naranjos de Biolley.

Andrey Siles Elizondo, vecino de Biolley de Buenos Aires. Foto: Alfonso Quesada
Andrey Siles Elizondo, vecino de Biolley de Buenos Aires. Foto: Alfonso Quesada

Asimismo, trascendió que los restos de Olger Alfaro Loría llegarían a la comunidad de Puna de Biolley a eso del mediodía de este martes, por lo que sería sepultado en el cementerio local a las 2 p.m. , según indicaron familiares.

Tanto Siles como Alfaro eran trabajadores de la empresa piñera Pindeco, quienes el sábado se encontraban quitando hojas y ramas de un tanque de agua.

El accidente sucedió a eso de las 6:22 a.m. en una finca en Los Ángeles. Tras varias horas de búsqueda los rescatistas hallaron los restos de ambos hombres a las 9:16 a.m.

Aunque de momento se desconocen las circunstancias que mediaron en el accidente, una de las versiones indica que una compuerta se abrió y una fuerte corriente de agua pasó por donde estaban los trabajadores.

Olger fue golpeado y cayó a la alcantarilla, en apariencia, Andrey vio lo que pasaba e intentó ayudar a su compañero, con la mala suerte que también fue succionado.

Olger Esteban Alfaro Loría, tenía 50 años, deja cuatro hijos. Foto: Alfonso Quesada
Olger Esteban Alfaro Loría, tenía 50 años, deja cuatro hijos. Foto: Alfonso Quesada