Rocío Sandí.10 febrero
El día de la muerte de la pareja decenas de vecinos llegaron a despedirlos. Foto: Manuel Vega.
El día de la muerte de la pareja decenas de vecinos llegaron a despedirlos. Foto: Manuel Vega.

Pese a que había evidencia y un testigo que comprobaban la irresponsabilidad del chofer de apellido Vargas en el accidente que cobró las vidas de Ana Yensy Chaves Salas, de 21 años y de Esteban Calderón Quesada, de 25, los familiares de las víctimas lo perdonaron.

Cuando se dio el suceso el conductor regresaba a su casa de una fiesta y según contó un hombre que vio el accidente, iba a gran velocidad. Además, la alcoholemia que le hicieron los tráficos dio positiva.

Según informó el departamento de prensa de la Corte Suprema de Justicia, durante el proceso judicial las partes llegaron a un acuerdo y Vargas se libró de ir a prisión por las dos muertes.

Doña Irma Salas contó que ella prefirió dejar el asunto por paz, porque ninguna condena le iba a devolver a su muchacha.

“Él estuvo en prisión preventiva seis meses y de seguro la pasó bien mal, yo preferí que él no fuera a la cárcel más porque tiene hijos y si estaba encerrado ellos iban a pasar necesidades, además ningún juez me iba a poder revivir a Ana Yensy”, expresó la mujer.

A los esposos los velaron y sepultaron juntos. Foto: Manuel Vega.
A los esposos los velaron y sepultaron juntos. Foto: Manuel Vega.

Según relató el testigo del caso en aquella ocasión, él iba manejando su carro cuando desde su espejo retrovisor vio cómo se aproximaba Vargas a toda velocidad quien incluso trató de adelantarlo, ahí fue cuando se dio la tragedia ya que se topó de frente a la pareja en moto.

Vargas intentó esquivarlos pero en esa maniobra golpeó el carro del testigo, invadió el carril contrario y pegó de frente contra los esposos. Las autoridades judiciales, en un tiempo récord, dieron con ese testigo que, además de ratificar todo lo que había trascendido, se puso a las órdenes de la Policía.

Doña Irma le pide a los choferes ser conscientes y prudentes cuando están al volante porque sabe de primera mano el dolor de que le arranquen a un ser querido por una irresponsabilidad.

40 motociclista murieron en choque el años pasado