Rocío Sandí.24 julio
Los cinco sospechosos habrían agredido y torturado a cuatro peones. Foto: OIJ.
Los cinco sospechosos habrían agredido y torturado a cuatro peones. Foto: OIJ.

Uno de los ganaderos detenidos este miércoles como sospechosos de retener y torturar a varios peones fue gobernador del estado de Guárico, en Venezuela.

Así lo informó Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quien identificó al hombre como Eduardo Manuitt Carpio, de 63 años.

Otro de los detenidos es hijo del político, se apellida Manuitt Morao y tiene 25 años. Además, arrestaron a un tío del muchacho, a quien identificaron con los apellidos Martínez Camero, de 38 años.

Las autoridades judiciales también capturaron a dos ticos de apellidos Aguilar Aguirre, de 36 años, y Villalobos Montero, de 22.

Las detenciones se dieron en siete allanamientos realizados en Coronado, Escazú y Santa Ana. En los operativos los agentes decomisaron pistolas y escopetas así como unos documentos que parecieran ser falsos, en los que el exgobernador venezolano aparece con nacionalidad salvadoreña.

Los medios de comunicación de Venezuela informaron con sorpresa sobre la captura. Foto tomada de Descifrado.
Los medios de comunicación de Venezuela informaron con sorpresa sobre la captura. Foto tomada de Descifrado.

Los cinco detenidos habrían participado en la retención de cuatro hombres a los que agredieron, torturaron y amenazaron porque los creían sospechosos de un robo de cinco vacas denunciado el 14 de abril de este año.

Los extranjeros reportaron el atraco ante el OIJ, pero a la vez empezaron a hacer investigaciones paralelas para dar con los maleantes y así hacer justicia con sus propias manos.

Las retenciones habrían ocurrido los días 14, 15 y 23 de abril, dos fueron individuales y en otra capturaron a dos peones al mismo tiempo. Al parecer, en las tres ocasiones los sospechosos llegaron en carros a las casas de las víctimas, en Coronado, las sacaron a la fuerza y las llevaron a una de sus propiedades.

Una vez que tenían a los hombres en su terreno los maniataban, los torturaban, los golpeaban, los amenazaban con armas de fuego y los mantenían privados de libertad el tiempo que quisieran. Una de las retenciones duró tres horas, otra seis y otra 15.

Estaban ceñidos

Espinoza dijo que el 22 de abril los ganaderos recuperaron las vacas robadas y aún así, un día después cometieron el último ataque, ya que estaban ceñidos con saber quién era el que se las había robado.

“Ellos son los afectados en el robo de ganado, ellos participaron directamente en las privaciones de libertad en las agresiones y en las golpizas que recibieron los ofendidos”, detalló el jerarca.

“Son un grupo de personas que, motivadas por haber sido víctimas de una sustracción, trataron de tomar la justicia por sus manos y trataron de aplicar la ley de acuerdo con su perspectiva, lo que evidentemente es ilegal, sobre todo cuando cuando privan de libertad a personas, las golpean, amenazan, torturan y las someten a agresiones de toda naturaleza durante espacios de tiempo muy prolongados”, agregó.

El jefe del OIJ dijo que hasta el momento ninguna de las personas agredidas por los sujetos figuran como sospechosas en el robo de los animales.

Los cinco detenidos fueron puesto en manos del Ministerio Público para que sean indagados y luego enfrentarán una audiencia de medidas cautelares.

Los agentes del OIJ detuvieron a los hombres este miércoles en la mañana. Foto: OIJ.
Los agentes del OIJ detuvieron a los hombres este miércoles en la mañana. Foto: OIJ.
Fue amigo de Hugo Chaves

Eduardo Manuitt fue declarado como refugiado en Costa Rica el 13 de octubre del 2009, cuando era investigado en su país por un caso de corrupción.

Él llegó a Costa Rica a mediados del 2008, luego de que las autoridades venezolanas lo señalaran por “peculado doloso impropio”, delito que se castiga en ese país con prisión de entre tres y 10 años, así como una multa del 60% del monto del daño patrimonial.

En aquel momento las agencias internacionales de noticias citaron a Manuitt como “un antiguo aliado del presidente Hugo Chávez”. La condición de refugio de Manuitt se le extendió a su familia.

La Fiscalía de Venezuela acusó al político de la presunta comisión de irregularidades en la adquisición de cuatro sistemas de aire acondicionado para los hospitales de Calabozo y Valle de la Pascua, hecho ocurrido en 1999.

La captura del extranjero causó impacto en su país, donde los medios de comunicación la informaron este mismo miércoles.

A Manuitt le ha ido bastante bien en el país, ya que ha podido invertir su dinero, entre sus negocios está el comercio de ganado y de productos obtenidos de la leche.

“Las cuatro víctimas fueron entrevistadas e hicieron narraciones muy similares y precisas de los hechos que denunciaron”, Wálter Espinoza, director del OIJ:
Los detenidos fueron llevados a la Fiscalía para ser indagados. Foto: OIJ.
Los detenidos fueron llevados a la Fiscalía para ser indagados. Foto: OIJ.