Alejandra Portuguez Morales.7 enero

Tres hermanos de 13, 7 y 5 años que estaban solos en una casa por dicha se salvaron después de haber quedado atrapados en una casa en llamas en San Miguel de Desamparados.

El bombero Rodrigo Leandro dijo que la emergencia ocurrió este lunes a las 4:23 p.m. del bar Pecos, en el cruce de San Miguel, 150 metros al oeste. Para atender el caso fueron necesarias dos unidades extintoras y una de rescate.

Los bomberos les insisten a los adultos no dejar a los niños solos. Foto: Bomberos
Los bomberos les insisten a los adultos no dejar a los niños solos. Foto: Bomberos

Cinco minutos después de la alerta llegó la primera unidad y los bomberos encontraron humo que salía del centro de una alameda. Los portones de la casa afectada tenían candados y tuvieron que ingeniárselas para entrar.

Varios vecinos dijeron que luego de escuchar a los menores gritar se preocuparon por sacarlos; además indicaron que han denunciado a la mamá porque frecuentemente los deja solos y ella llega en la madrugada.

La mujer se comunicó con los bomberos y les dijo que el lunes en la mañana ella regañó a sus hijos porque estaban jugando con un encendedor, luego les dijo que tuvo que salir debido a que durante estos días trabajó en las fiestas de Zapote y le dijeron que este lunes le pagaban y que dejó solos a los niños para ir por el sueldo.

Algunas pertenencias de la casa se quemaron, pero la rápida intervención de los bomberos evitó que las llamas se pasaran a las otras casas. Foto: Bomberos
Algunas pertenencias de la casa se quemaron, pero la rápida intervención de los bomberos evitó que las llamas se pasaran a las otras casas. Foto: Bomberos

El dueño de la propiedad les dijo a las autoridades que tres meses atrás desalojó a la familia por falta del pago del alquiler. El Patronato Nacional de la Infancia intervino y le pidió a la Fuerza Pública mantener a los chiquitos en custodia mientras los llevaba a un lugar seguro.

Los bomberos lograron controlar la emergencia a tiempo y el fuego no se pasó a casas vecinas, algunos lugareños hasta habían comenzado a sacar las pertenencias

Este es el segundo incendio que, al parecer, se inicia por un encendedor en manos de menores de edad este año. El viernes 4 en La Libertad de Pavas se quemó una casa luego de que un niño de 4 años jugara con un encendedor sobre una cama.

Los menores se salvaron al brincar una tapia y salir por una escalera que pusieron los vecinos . Foto: Bomberos
Los menores se salvaron al brincar una tapia y salir por una escalera que pusieron los vecinos . Foto: Bomberos