Alejandra Portuguez Morales.7 agosto

Un verdulero identificado como Fernando Alfonso Rodríguez Corrales murió luego de, en apariencia, dormirse al volante en el camión que manejaba y se estrellara contra un cabezal.

La alerta de la fatalidad entró al 911 a las 7:15 de la mañana de este miércoles. El accidente ocurrió 200 metros al sur de la entrada a Sonzapote, en Quebrada Honda de Nicoya, a cinco kilómetros del puente del Tempisque.

La policía de Tránsito afirmó que Rodríguez invadio de carril. Varios testigos fueron los que le dieron la versión de que el verdulero se quedó dormido a los oficiales.

En el OIJ dijeron que la víctima tenía un tramo en el centro de Nicoya y era vecino de San Isidro de Alajuela.

De acuerdo con el Tránsito el conductor del camión habría invadido el carril y fue cuando ocurrió la fatalidad. Fotos: Cortesía para La Teja
De acuerdo con el Tránsito el conductor del camión habría invadido el carril y fue cuando ocurrió la fatalidad. Fotos: Cortesía para La Teja

El golpe fue tan fuerte que el camión pequeño quedó despedazado y sobre la calle quedaron las frutas y verduras que llevaba para vender. Cuando la Cruz Roja llegó, el señor ya estaba muerto.

La calle estuvo cerrada durante dos horas para hacer el levantamiento del cuerpo.

El cabezal era conducido por Randall Chavarría, a quien le hicieron la alcoholemia y dio negativa. Ambos conductores tenían las licencias y los vehículos al día.

El chofer del cabezal no tuvo tiempo de reaccionar e impedir la fatalidad. Fotos: Cortesía para La Teja
El chofer del cabezal no tuvo tiempo de reaccionar e impedir la fatalidad. Fotos: Cortesía para La Teja

En lo que llevamos del año, 243 personas perdieron la vida por accidentes en carretera.

Julio pasado cerró con 23 muertes en las calles, la cifra más más baja desde noviembre del 2016, de acuerdo con datos del Tránsito.

La principal causa de muertes al volante son las imprudencias de los conductores con 64 fatalidades, le sigue la invasión de carril con 46 decesos y el abuso de la velocidad con 42, en cuarto lugar son las imprudencias de los peatones.