Sucesos

Viaje de ensueño a México terminó en pesadilla para tica reportada como desaparecida

Seidy López contó que fue invitada por una familia a ese país para celebrar su cumpleaños

Escuchar este artículo

El sueño de Seidy López Vargas de conocer México como parte de la celebración por su cumpleaños número 40 se convirtió en una pesadilla para ella y toda su familia.

Esto debido a que fue retenida por más de un día en un aeropuerto de ese país, donde la mantuvieron totalmente incomunicada. Al no saber nada de ella sus seres queridos presentaron una denuncia ante el OIJ por supuesta desaparición.

El OIJ dio a conocer el caso este sábado, informando que Seidy salió del país el viernes 3 de setiembre para viajar a México a encontrarse con un hombre que conoció en Internet, pero que le perdieron el rastro al hacer escala en El Salvador.

Sin embargo, López le contó a La Teja que esa versión no era cierta, pues ella no iba a verse con un hombre, más bien iba a encontrarse con una familia del estado de Chiapas, en México, que la invitó a pasar unas vacaciones con ellos.

“Ellos me habían hecho una invitación porque yo cumplí años el primero de setiembre y el vuelo me lo regalaron para el 3 de setiembre, para ir a conocer allá, el plan era estar allá un mes”, contó.

Pesadilla en aeropuerto

Seidy contó que estaba muy emocionada pues era la primera vez que salía del país, pero ese sentimiento se esfumó apenas llegó a México, donde fue abordada por el personal de Migración del aeropuerto.

“Me preguntaron a dónde iba y que si había reservado en algún hotel, les dije que no, porque iba a quedarme con unas amistades, que si bien es cierto no los conozco físicamente tengo mucho de hablar con ellos y al igual que yo son cristianos”, dijo.

Luego le pidieron una carta que confirmara la invitación por parte de la familia, pero como López no la tenía la pasaron a un cuarto con otras personas y ahí le quitaron su tableta y otros dispositivos, por eso no pudo avisarle nada a su familia.

“Me tuvieron ahí desde las 11:40 de la mañana que llegué a México hasta casi la medianoche sin tomar agua ni comer nada”, recordó.

Además, contó que dos de las oficiales de Migración fueron muy groseras con ella y con las otras personas retenidas.

“Yo lloraba y les pedía que me dejaran enviar un mensaje o que al menos alguno de ellos contactara a mi familia, pero una de las mujeres me gritaba, incluso me dijo que si yo era taruga (mensa)”, recordó.


—  "Les dije que no fueran tan inhumanos, que estaban tratándome como si fuera una delincuente y yo no lo era", dijo Seidy López

Mensaje a familia

Seidy contó que hasta la mañana del sábado le permitieron hacer una llamada, trató de contactar a su hija pero al no tener éxito se comunicó con uno de los miembros de la familia que la iba a recibir, para que este diera aviso de lo sucedido a sus seres queridos en Costa Rica.

En horas de la tarde del sábado López fue informada de que sería enviada de vuelta a Costa Rica, pero el viaje no fue directo, pues tuvo que hacer escala en Colombia, donde tuvo que pasar la noche.

“Llegué a Bogotá como a las 7:25 de la noche, dormí en una silla junto a tres custodios, a los que tenía que avisarles cada vez que iba a ir al baño”.

López, quien se gana la vida como manicurista, finalmente llegó a Costa Rica a las 9:30 de la mañana de este domingo y fue recibida por su hija para luego regresar a su hogar en Carrizal de Alajuela.

Mala costumbre

Debido a la publicación del OIJ decenas de personas hicieron comentarios en redes sociales para criticar a López, diciendo que fue muy imprudente al realizar ese viaje, sin embargo, ella no piensa lo mismo.

“Desgraciadamente los ticos tenemos esa mala costumbre de opinar sobre cosas que no sabemos, porque vi varios que comentaban: ‘lo que hace una mujer por ir a ver una jareta’, pero todo lo que tengo es porque siempre he trabajado, saqué a mis dos hijos adelante, nunca he sido una mujer de bares y esas cosas, lo único que quería era ir a pasear y conocer”.

López dijo que ella está completamente segura de que no se trataba de un engaño relacionado con trata de personas, pues aseguró que ella conoce a la familia desde hace más de un año y constantemente conversan por videollamadas, además de que le enviaron fotos de sus identificaciones.

“De hecho este domingo a esta hora (10 de la mañana) estaría allá en la iglesia a la que asisten ellos, esa era la idea porque hoy llegaba un predicador de otro país y ellos querían que los acompañara”, dijo.

La mujer añadió que buscará la forma de interponer una denuncia contra las autoridades de Migración de México por la forma en la que fue tratada.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.