Eduardo Vega.25 junio
Doce días estuvo Olga en el Hospital de Niños cuando tenía doce años, luego de ser atropellada por un carro de rally en el 2013. Cortesía.
Doce días estuvo Olga en el Hospital de Niños cuando tenía doce años, luego de ser atropellada por un carro de rally en el 2013. Cortesía.

“Yo no me di cuenta de nada. Me desperté en el hospital con la cadera fracturada, el fémur derecho fracturado en forma de zeta, con cuatro pines y una platina en la muñeca del brazo izquierdo y un gran dolor”.

Así resumió Olga Sequeira el drama que vivió hace seis años en una competencia de rally. Actualmente tiene 18 años.

El sábado 9 de noviembre del 2013 se realizaba la quinta fecha del campeonato nacional de rally en Montelimar de Turrubares, por eso Olga y una amiguita suya (Paula Quirós, de quien les contamos su historia el pasado domingo 23 de junio), se fueron a ver qué era aquello tan diferente.

“Yo tenía doce años y estaba en quinto grado de la escuela y ese sábado tenía muchas ganas de ver el rally, por eso mi hermano y yo desayunamos rápido y nos fuimos a ver los carros porque era algo que nunca había pasado en el pueblo.

"Recuerdo que me acomodé en un lugar para ver muy bien y mi hermano se quedó más atrás de donde estábamos Paula y yo, vi pasar un carro y después me desperté en el hospital”, explicó Olga.

El carro de rally número diez, conducido por Érick Bacherer y Marco Carvajal, derrapó en una curva y atropelló a las dos menores. Inmediatamente se suspendió la competencia y dos ambulancias, que estaban contratadas por la organización, actuaron de inmediato.

Olga fue trasladada al hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, ahí la estabilizaron y después la trasladaron al Hospital de Niños.

Seis años después Olga vive feliz, logró superar el accidente, un gran motor para estar alegre es su hija Ashly Nahomi. Cortesía.
Seis años después Olga vive feliz, logró superar el accidente, un gran motor para estar alegre es su hija Ashly Nahomi. Cortesía.

“Los doctores, por mi fractura en la cadera, me habían diagnosticado que no podría volver a caminar en menos de seis meses, pero gracias a Dios di mis primeros pasos al mes y medio, renqueando primero, pero a los ocho días ya tenía los dos pies en el suelo”, recordó Olga, quien ahora es mamá de una preciosa bebé que se llama Ashly Nahomi de 9 meses.

Después de 12 días en el hospital, comenzó un largo proceso de recuperación de dos años.

“Ahora tengo la bendición de mi hija y soy muy feliz, gracias a Dios lo de aquel día quedó en accidente y no en tragedia”, aseguró Olga, quien todavía tiene en su cuerpo cuatro pines que no la dejarán olvidar el difícil momento que vivió en el 2013.