Silvia Coto.10 junio

Una buseta que transportaba once escolares se volcó la mañana de este lunes en San Juan de Dios de Desamparados. Afortunadamente solo una de las pequeñitas ameritó ser llevada a un centro médico.

El accidente ocurrió a las 10:15 a. m., en barrio Vasconia, de la terminal de buses, 100 metros hacía la chatarrera.

El impacto hizo sacados a los vecinos de sus casas quienes corrieron a ayudar. Foto: Cruz Roja
El impacto hizo sacados a los vecinos de sus casas quienes corrieron a ayudar. Foto: Cruz Roja

La buseta, conducida por Rafael Fallas, y da servicio a la escuela Corazón de Jesús volcó a un lado de la calle luego de que los frenos no le funcionaran. Esta es una versión preliminar.

Los gritos de los pequeñitos alertaron a los vecinos, quienes corrieron a auxiliarlos.

La Cruz Roja mandó 10 ambulancias, un camión de rescate y un carro operativo para atender la emergencia que pintaba rudo.

Un problema en los frenos sería la causa de la emergencia. Foto: Cruz Roja
Un problema en los frenos sería la causa de la emergencia. Foto: Cruz Roja

“Se atiende el vuelco de una buseta de estudiantes, los niños fueron auxiliados en primera instancia por los vecinos, de los once solo una niña tiene un trauma (golpe) en una manita por lo que fue trasladada a la Clínica Marcial Fallas, pero todos están bien, los papás de los niños se presentaron en el sitio para recogerlos”, dijo el paramédico Paulo Monge.

“La gente de la zona se encargó de tranquilizar y atender a los niños mientras llegaba la ayuda”, dijo Paulo Monge, cruzrojista

La niña que resultó herida tiene 11 añitos.

Los socorristas atendieron a los niños que estaban muy nerviosos y hasta les hicieron
Los socorristas atendieron a los niños que estaban muy nerviosos y hasta les hicieron "globos" con los guantes. Foto: Cruz Roja

Los socorristas se las ingeniaron para distraer a los asustados niños y con los guantes que atienden las emergencias les hicieron “globos”.

El chofer Fallas, quien tiene más de 20 años de experiencia, aseguró que iban subiendo una cuesta detrás de un carro de la CNFL que jalaba un poste y el vehículo paró. Cuando él frenó la buseta se le empezó a ir.

“Yo me fui hacía atrás, ya no pude dominar la microbús, la pegué en aquel paredón, se me fue para el otro lado y se volcó, fue algo terrible, todos los chiquitos me gritaban, fue algo terrible, pienso no me le respondieron los frenos”, dijo Fallas.

El chofer estaba muy asustado por todo los niños, afortunadamente todos estaban fuera de peligro.