Sucesos

(Video) “Don Rodolfo Méndez Mata definía a Meco y H. Solís como ‘el clan’”, dice dueño de Grupo Orosi

Empresario habló ante los diputados que investigan el caso cochinilla y aseguró que el ministro sabía lo que pasaba en el Conavi

Eladio Araya, dueño de la constructora Grupo Orosi, le tiró con todo al ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata.

Según el empresario, el jerarca conocía toda la red de corrupción que, al parecer, se estaba dando en el Conavi y dijo que llamaba a los empresarios de Meco y H. Solís como “el clan”.

Así lo aseguró este jueves ante los diputados que investigan el caso Cochinilla.

“Me cuentan a mí muy buenos amigos, porque yo nunca he conversado con don Rodolfo Méndez Mata, que definía a Meco y H. Solís como ‘el clan’”, dijo Araya cuando la diputada Franggi Nicolás le cuestionó si el ministro conocía lo que pasaba.

El diputado Jonathan Prendas también le cuestionó si Méndez Mata tenía conocimiento de los supuestos delitos de corrupción en el mantenimiento y construcción de las vías y el empresario no titubeó para decir que sí.

“Tiene que tenerlo, no hay forma de que no lo tenga, si no, estaba viendo hacia el ciprés”, respondió.

Don Eladio es uno de los denunciantes que dio origen al caso Cochinilla.

Él les contó a los diputados que en el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), supuestamente, hicieron hasta lo imposible para no darle contrataciones de mantenimiento de rutas en Cartago, Turrialba y la zona de Los Santos.

Le pidieron no ofertar

También declaró que Roberto Acosta, el esposo de Mélida Solís, dueña de la constructora H. Solís, lo citó el 21 de octubre del 2015, antes de una licitación, para persuadirlo de que no participara.

Acosta, según contó, le dio a conocer que ya había presentado sus garantías y ofertas para la licitación que sería publicada hasta el día siguiente de dicha reunión. Además, le habría dicho que H. Solís podía encargarse de las rutas de todo el país.

“Quería persuadirme de que no presentáramos la oferta el día siguiente, dijo que ellos a lo interno del Conavi manejaban todo. Yo no lo podía creer, me dio un plazo hasta las 10 de la noche para que le diera los precios del asfalto y los agregados que nos iban a comprar, con tal de que no presentáramos la oferta”, dijo el empresario.

Pero Araya le dijo a Acosta que sí presentarían su oferta.

“Me dijo que si no había acuerdo, que si decidíamos presentar la oferta, nos iba a echar toda la maquinaria del Conavi encima y que de ninguna manera íbamos a ganar”, comentó.

Araya dice que desde la gerencia de Contratación de Vías del Conavi hicieron hasta lo imposible por declarar a Grupo Orosi como inelegible y excluirlo de dicho proceso. Al final, la contratación fue adjudicada por ¢17.000 millones a H. Solís.

El “interrogado” dijo que la empresaria Mélida Solís le ofreció ¢500 millones para que no continuara presentando recursos ante la Contraloría durante la fase de apelaciones por dicha licitación.

“Nadie prestó atención, dejaron en el cajón de la basura los recursos”, aseguró.

Lo sabían

El empresario asegura que, desde el 2016, vieron una gran cantidad de irregularidades que se estaban dando en Conavi.

Además, entre otros detalles, reveló que la situación que se daba era tal, que el exgerente de contrataciones Jhonny Barth Ramírez, quien estaba con un permiso sin goce de salario, habría ido a trabajar para salvar una oferta de H. Solís antes de que la anularan porque no cumplía con un requisito.

Araya no dudo en contestar las consultas sobre las supuesta dádivas (regalos a funcionarios públicos a cambio de favores) y aseguró que eran de conocimiento a lo interno del Conavi y en el gremio de la construcción.

El empresario habló de desayunos, almuerzos, licores, actividades sexuales, viajes al Caribe sur y Golfito, entre otros.

“En las giras había bastante whisky, bastante vino o bastante comida”, dijo Araya

Don Eladio fue claro en asegurar que nunca habló con Méndez Mata porque acudió directamente al Ministerio Público con las pruebas que tenía.

En el caso Cochinilla se investiga a funcionarios del Conavi y dueños de empresas de construcción por el supuesto pago de sobornos en contratos de obras públicas. El tamal se destapó el lunes 14 de junio cuando fue allanado el Conavi, el MOPT y Casa Presidencial.

Mélida Solís, dueña de H. Solís, y Carlos Cerdas, propietario de Meco, descuentan cinco meses de prisión preventiva, la medida vence el 26 de marzo del 2022.

Otras 26 personas, que fueron detenidas, cumplen medidas cautelares y 47 más están sin medidas, pero figuran dentro de la investigación.

El ministro está citado para que dé su comparecencia ante los diputados la próxima semana.

Silvia Coto

Silvia Coto

Periodista de sucesos y judiciales. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo. Labora en Grupo Nación desde el 2010.