Silvia Coto.26 febrero
Deborah Pinto y Roberto Poirier compartieron este domingo en Turrucares. Foto: Cortesía
Deborah Pinto y Roberto Poirier compartieron este domingo en Turrucares. Foto: Cortesía

Deborah Pinto es española, “youtuber” y herpetóloga, es decir, se dedica a estudiar los reptiles.

Ella estuvo en el país hace unas semanas junto con su familia para conocer especies de serpientes y producir material que le dejara seguir alimentando su canal en Youtube.

La Youtuber asegura que su pasión empezó por una fobia. Foto: Cortesía
La Youtuber asegura que su pasión empezó por una fobia. Foto: Cortesía

Ella se dedica en su país a rescatar serpientes y otros animales y tiene videos grabados en Tailandia al lado de Frank Cuesta, el herpetólogo más famoso del mundo que tiene el programa de cable “Wild Frank”.

En España la herpetóloga se dedica a rescatar serpientes. Foto: Cortesía
En España la herpetóloga se dedica a rescatar serpientes. Foto: Cortesía

Deborah nos contó que esta es su tercera visita al país ya que para ella es asombrosa la cantidad de serpientes que hay en Costa Rica.

La española autografió camisetas. Foto: Cortesía.
La española autografió camisetas. Foto: Cortesía.

“Costa Rica nunca deja de sorprenderme, pero este viaje era principalmente para cumplir uno de mis sueños, que era encontrar una cascabel en su hábitat. Hasta el día de hoy es una víbora venenosa escasa, se trata de una especie potencialmente venenosa y eso hace que estén desapareciendo masivamente en su hábitat.

“No obstante he tenido la oportunidad de visitar muy buenos amigos, conocer gente fabulosa y me llevo conjuntamente con mis maletas una reliquia de muy buenas experiencias”, dijo.

Asegura que el encuentro con la cascabel es para ella un reto personal y como esta vez no lo logró, tiene planeado volver pronto e intentarlo de nuevo.

Algunas de las especies que la experta encontró en su pasó por el país ya están en las redes sociales. Foto: Cortesía
Algunas de las especies que la experta encontró en su pasó por el país ya están en las redes sociales. Foto: Cortesía

Durante su visita reciente, Deborah también conoció a Roberto Poirier, quien es famoso en Turrúcares de Alajuela porque no les da tregua a las “sincejas” y las captura cuando alguien encuentra una cerca (o dentro) de una casa.

El encuentro se dio este domingo 14 de febrero en la finca ganadera El Pedregoso, en Turrúcares.

“Ella me contactó por las redes sociales porque quería conocerme, como yo publico tantas cosas sobre los rescates mucha gente me sigue. Me llamó la atención porque son pocas las mujeres que se animan a entrarle a esto de las serpientes y además ella ha compartido con el mejor herpetólogo del mundo, yo la sigo en Youtube”, contó Roberto, quien es ingeniero en manejo forestal y vida silvestre.

Roberto nos contó que mientras en España solo tienen 13 especies de serpientes --de las cuales tres son venenosas-- en Costa Rica tenemos 143 especies y nada menos que 23 venenosas.

“Ella me contó que les tenía fobia a las serpientes y por eso decidió hace como dos años aventurarse en esto y le gusto mucho”, explicó el tico.

Poirier y un amigo le llevaron algunas especies de serpientes a Deborah para que pudiera admirarlas e hicieron algunos videos con ella. Entre esas especies estaban la bejuquilla verde (Oxybelis fulgidus) y la caracolera común (Sibon nebulatus).

“Ella nos dijo que su sueño siempre ha sido ver una cascabel, pero en Turrúcares no hay. Es más común verla en Guanacaste y en algunas partes de Puntarenas y de Escazú”.

Durante la visita a la finca, que fue de casi dos horas y media, liberaron la caracolera y le explicaron todo sobre esta especie.

Deborah aseguró haberse sentido impresionada de ver que Roberto se dedica a lo mismo que ella, cada uno en su pedacito del mundo.

“En el país se ha ido cambiando la mentalidad, por eso el trabajo del rescatista de serpientes es tan importante para poder ubicarlas y no afectar los ecosistemas”, dijo Roberto, quien desde chiquitico anda detrás de las culebras.

Sin palabras... Calidad de persona 👌. Deborah Pinto autografiando una de mis camisetas.

Posted by Roberto Poirier on Sunday, February 14, 2021

Asegura Deborah que para ella lo más importante de su trabajo es reubicar a los animales y a las serpientes.

“Estoy deseando llegar a mi país para compartir todo el material de los días que pasé en Costa Rica, que tienen tantas especies. Solo en Tailandia he visto que también hay tanta cantidad de especies como las que ustedes tienen”, dijo.

Según el Instituto Clodomiro Picado, de la Universidad de Costa Rica, un aproximado de 600 personas sufren mordeduras de serpientes cada año. En uno o dos casos estas fallecen y otro número importante queda con alguna secuela.

“En el país, el setenta por ciento de los ataques son de terciopelo y aunque existe el suero polivalente, el efecto del cuerpo varía mucho según el peso, las condiciones físicas y la cantidad de veneno que la persona recibió; pero sí, es letal, y es una serpiente de las que hay muchas”, dijo Roberto.